Amaury canta a Meme Solís: Un asunto de lealtad a la amistad y al rigor profesional de los músicos

Guille Vilar
15/10/2018

“¡Salud, isla encantadora y virginal, salud hermosa patria mía! En los latidos de mi corazón, en el temblor de mis entrañas, conozco que ni la distancia ni los años han podido entibiar mi primer amor. Cuando respiro este soplo perfumado que tu envías y lo siento resbalar dulcemente por mi cabeza, me estremezco hasta la médula de los huesos, y creo sentir la tierna impresión del beso maternal.”[1] Así se expresó María de las Mercedes Santa Cruz y Montalvo, la famosa Condesa de Merlin [2] radicada en Francia cuando en una ocasión se refería a Cuba, su tierra natal. En tal sentido, Amaury Pérez, profundo calador de semejantes sentimientos patrios, con la grabación del CD Amaury canta a Meme Solís, le ha enviado al prestigioso compositor, pianista y cantante, un mensaje musical rebosante de admiración, respeto y cariño de parte de los cubanos en la Isla.

Amaury Pérez, le ha enviado al prestigioso compositor, pianista y cantante, un mensaje
musical rebosante de admiración, respeto y cariño de parte de los cubanos en la Isla. Foto: Internet
 

Aunque la obra de Meme Solís no ha dejado de estar presente en el repertorio de figuras icónicas de la canción como Elena Burke, Rosita Fornés y Beatriz Márquez además de habérsele rendido homenajes en escenarios capitalinos, la realización de este disco por Amaury para el Sello Unicornio, coloca definitivamente al significativo creador en el lugar que le corresponde como componente insoslayable del enriquecedor espectro musical de nuestro país. Si bien es cierto que el aura de su leyenda nos llega desde aquellas memorables agrupaciones vocales de los míticos años 60 como Los Meme, de la cual se desprendieron figuras no menos populares como Farah María, Héctor Téllez y Miguel Ángel Piña, la esencia de las composiciones de Meme, ha permanecido imperturbable por la solidez que el tiempo otorga a los clásicos.

Ahí están títulos como “Otro amanecer” y “La orquídea”, pero el abarcador rango de los presupuestos artísticos de Amaury, lo han llevado a escoger entre las canciones menos conocidas del músico homenajeado, para evocar de este modo las sorpresas que conlleva el misterio de la creación.

En este encuentro de cantautores, nos encontramos con un Amaury plenamente insertado en el sello característico de su estilo interpretativo, sin embargo, tiene el poder de desdoblarse en otro diferente debido al singular encanto que distingue a las canciones de Meme.

Meme Solís. Foto: Internet
 

Bajo la dirección musical de una respetable batuta como la del maestro Juan Manuel Ceruto a cargo de la producción y arreglos además de contar con la compañía de excelentes instrumentistas [3], nos llega un cantar que logra levitar al compás de hermosas melodías en sugerentes temas. Acogidas por este inspirado Amaury al revalidar la justa franqueza poética, las letras de dichas canciones aparecen matizadas por un lirismo sumamente coloquial que nos remite a las intimas experiencias personales de cada cual en el oficio de amar. Las piezas “Amor mío”, “Di que me amas” y “Cuando vi el atardecer”, resaltan cual modelos de cómo expresar con distinción y sinceridad aquello que todos sentimos, pero que solo los afortunados creadores saben hacerlo muy bien para nosotros desde el Arte.

Y si este empeño desplegado no fuera todavía suficiente para otorgarle al disco la dimensión propia de un suceso cultural, ahí tenemos momentos donde el pianista Victor Campbell descarga dentro del agradable entorno sonoro del jazz en “No creo” mientras que en “No soy yo” la oportuna inclusión del trompetista Alfredo Delgado le permite a este, dialogar con la voz de Amaury o Ceruto escoge el instante preciso para aportar el hechizo del saxofón en “Tu llegada”, la pieza que abre el disco.

Cual gentilhombre extraído de las novelas de caballería, para Amaury Pérez el culto de la amistad implica un honor que preserva en tan alta estima del mismo modo que asume con profesional impronta el hecho de ser músico. Precisamente como ha sucedido con anterioridad a lo largo de su extensa trayectoria, el CD Amaury canta a Meme Solís debe de ser analizado entre las tantas propuestas por exaltar su lealtad al valor de la amistad, en este caso en particular la que lo une entrañablemente a una persona como Meme, quien todavía tiene mucho que decirnos desde sus canciones, al mismo tiempo que se muestra comprometido con el nivel de calidad de estas para ser consideradas referencia imprescindible por quienes aspiran incursionar como compositores de canciones de temática amorosa desde perspectivas de rigurosa realización.

 

Notas:
 
[1] La Habana artística. Apuntes históricos. Volumen 1. Serafín Ramírez. P.85/Ediciones Museo de la Música 2017.
 
[2] María de las Mercedes Santa Cruz y Montalvo, famosa escritora cubana conocida como la Condesa de Merlín por su matrimonio con Cristóbal Antonio, el capitán general de la Guardia Real de Francia y Conde de Merlín. Radicada en Paris desde 1811, su extraordinaria prosa unida a la atractiva personalidad de su carácter dio lugar a que tuviera a su cargo por aquel entonces uno de los salones citadinos de mayor popularidad debido al rango artístico de sus visitantes. Entre estos se encontraban los escritores franceses George Sand y Balzac además de músicos de la talla de Chopin y de Lizt. Se afirma que Luz y Caballero la calificó de gran escritora al mismo tiempo que Placido le dedicara uno de sus poemas. La prensa de la época recoge el abrumador sentimiento de duelo por parte de los parisinos con motivo de su fallecimiento en abril de 1850.
 
[3]  Músicos participantes:
Piano: Victor Campbell
Guitarras: Dayron Ortiz
Bajo: Roberto Vázquez
Saxo: Juan Manuel Ceruto
Drums: Rodney Barreto
Trompeta: Alejandro Delgado

 

Artículos relacionados:
 
Víctor Rodríguez: Mostrar al mundo todo el arte que se está haciendo
 
Cubadisco: entre el espanto y la locura
 
Fronteras del son
 
“Si la población no accede a la música que estamos generando, el evento no tiene sentido”
 
Beatriz Márquez o la diferencia entre ser artista por un día y serlo por siempre
 
Cubadisco 2018: Una mirada desde los protagonistas
 
La calidad de la música cubana merece mecanismos eficaces para su promoción
 
Sonidos del Cubadisco 2018