Cincuenta años de música y cine

Rubén Ricardo Infante
20/11/2019

La música cubana cuenta en su historia con momentos de especial significación para su trascendencia. La década de los años sesenta del siglo XX fue un momento de apertura de muchas corrientes creativas que llegaban y se mezclaron con la larga tradición musical de esta Isla en medio del Golfo de México.

Integrantes del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC. Fotos: Cortesía del Centro de Información ICAIC
 

Así que la música cubana mezcló aquello que le resultaba útil e interesante para seguir creando los acordes de una época. Se fusionaron los ritmos, se fundaron otras agrupaciones, que le aportaron a la sonoridad cubana un nuevo toque.

Uno de esos impulsos fue la creación del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (GESI), para otros solo (GES), pero lo cierto es que, para todos, sigue siendo un Grupo que dice, un grupo que suena y resuena. Ahora, cuando en medio de las celebraciones por los cinco siglos de La Habana, se celebran también las cinco décadas de ese proyecto revitalizador de nuestro arsenal musical, es útil el acercamiento y el recuerdo a este sueño de pocos y legado de muchos.

El Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC fue una “experiencia única de comunión artística entre música y cine”, así lo ha escrito el crítico Carlos Galiano en el periódico Cartelera Cine y Video.

 

Para rememorar la trascendencia de este proyecto desde el ICAIC, y con el apoyo de otras instituciones, para el día 26 de noviembre se ha previsto un panel para dialogar sobre el tema. Los músicos Silvio Rodríguez y Pablo Menéndez, junto a Dolores Calviño, vicedirectora de la Cinemateca de Cuba, el Premio Nacional de Cine Jerónimo Labrada, y el crítico de cine Joel del Río, serán los invitados a este encuentro que pretende ser un momento donde se aborden aspectos sobre el devenir del grupo.

Concebido desde el ICAIC por Alfredo Guevara y con el apoyo de Haydée Santamaría desde la Casa de las Américas, el grupo estaba dirigido por Leo Brouwer. Al compositor se unieron artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sara González, Noel Nicola, Sergio Vitier, Leonardo Acosta, Emiliano Salvador, Eduardo Ramos y Pablo Menéndez.

En el segundo piso del Edificio ICAIC, espacio donde estuvo este proyecto, quedará inaugurada una exposición de fotos de los integrantes del GESI. Y para resaltar la huella de este grupo, en este mismo espacio será develada una tarja.

Sobre la historia del GESI escribió Leonardo Acosta: “El Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC es hoy casi un mito o una leyenda, por los escasos discos que se grabaron y que, por cierto, representan si acaso un veinticinco por ciento (o aún menos) de la verdadera proyección del grupo, y apenas alguna que otra de las muchas líneas creativas en que se volcó. Además, en esos discos no está lo más experimental del grupo, que debemos buscarlo en la música para cine, es decir, en numerosos filmes realizados por el ICAIC con música hecha por el Grupo de Experimentación Sonora”.

 

Al contestarle al escritor Jaime Sarusky sobre su experiencia musical y personal en el Grupo de Experimentación Sonora, Silvio Rodríguez dice: “Como experiencia musical podría decir que fue mi primera escuela. Después he tenido otras de las que me he enriquecido. Y antes también, pero ninguna tan abarcadora, ninguna me dejó tantas huellas. Creo que fue mi primera escuela musical importante. Y desde el punto de vista humano, enorme. O sea, yo venía de una experiencia humana colectiva que era el ejército. Y ahí se aprende mucho, de la convivencia. Reaprenderme el asunto de la convivencia, de los caracteres, de las diferencias, de las similitudes, de lo que se puede hacer en colectivo y de lo que no, de lo que otros admiten y no admiten, de lo que tú mismo admites y no admites. Yo creo que todo eso como experiencia humana también es muy enriquecedor”.