Clásicos del cine cubano en programación cinematográfica

Rubén Ricardo Infante
15/10/2020

Con la reapertura de la programación cinematográfica en los cines de la capital, donde ocupa un importante papel el circuito de cines de la calle 23, agrupado en el Proyecto 23 del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), se reactiva un espacio cultural que forma parte de la tradición social.

Las aventuras de Juan Quinquín. Fotos: Internet
 

La programación concebida, iniciada el pasado 10 de octubre, fecha en que arrancó la Jornada de la Cultura Cubana —organizada por el Ministerio de Cultura de Cuba y el sistema de instituciones culturales que lo integran— continúa esta semana con la proyección de filmes clásicos del cine cubano y otros de reciente realización, pero que también han logrado situarse en la preferencia del público de la Isla.

En ese sentido, el cine Acapulco presentará los largos de ficción: El regreso (Blanca Rosa Blanco y Alberto Luberta Martínez, 2018) y Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968). Sobre su obra, la reconocida actriz comentó: “Todo eso surgió después de mi partida del programa Tras la huella, que dejó muchos espacios vacíos. ‘A mí me encantaría hacer una película policiaca, pensé’, y el Ministerio de Cultura me apoyó”. La programación de esta sala tiene concebido que el jueves 15 y el viernes 16, en el horario de las 5:00 p.m., además de El regreso, se pueda apreciar el documental Camilo (Fernando Pérez, 1982), donde se abordan facetas de la vida y personalidad de Camilo Cienfuegos; y para que los días 17 y 18 de octubre, en el horario de las 6:00 p.m., la propuesta sea Memorias del subdesarrollo.

Habana selfies.
 

El Multicine Infanta, espacio que concibe una importante programación cinematográfica, gracias a su renovada concepción de salas de tamaño mediano y su inserción en una zona privilegiada dentro del tejido urbano de la ciudad, ofrece en sus salas diversidad de propuestas.

En la sala 1, cuyo horario es siempre a las 5:00 p.m., durante los días 14 y 15 de octubre se presentará el animado Las aventuras de Juan Quin Quin (Alexander Rodríguez, 2014) y el documental Crónica de una infamia (Miguel Torres, 1982), acerca de la profanación de la estatua de José Martí en el parque Central perpetrada por marines estadounidenses.

Conducta.
 

Mientras que, para los días 16 al 18, la cita es con el reciente filme acerca del poeta cubano: Buscando a Casal, una producción del 2019, dirigida por Jorge Luis Sánchez y cuenta en su elenco con actores como Yasmani Guerrero, Yadier Fernández y Blanca Rosa Blanco. Este filme se encontraba en cartelera cuando fue necesario suspender la programación cinematográfica debido a la emergencia sanitaria, por lo que esta de ahora es una oportunidad para reencontrarse con la poesía, el cine y la historia de la figura literaria del siglo XIX cubano.

Para la sala 2 se reserva Habana Selfies (Arturo Santana, 2019) los días 14 y 15, de conjunto con el documental Historia en África (Rebeca Chávez, 1997) y durante el viernes, sábado y domingo una verdadera joya de nuestra filmografía: ¡Vampiros en La Habana!

¡Vampiros en La Habana!
 

El filme, realizado por el recientemente fallecido Juan Padrón, es uno de los legados de esta figura a la cinematografía nacional, pues con su parodia de los filmes de gánsters, logró combinar ingenio y maestría para que la obra perdure como uno de esos filmes que siempre es agradable volver a ver. La proyección de ¡Vampiros en La Habana!, junto a otras actividades dedicadas a Padrón, conforman el programa, concebido dentro de la Jornada de la Cultura Cubana, para homenajear a este singular creador.

Con la idea señalada anteriormente de vincular a obras consideradas clásicas y otras de reciente factura, la sala 3 del Multicine Infanta combina la proyección de Hasta cierto punto (Tomás Gutiérrez Alea, 1983) con ¿Por qué lloran mis amigas? (Magda González Grau, 2017), en este último se exponen los conflictos de cuatro amigas, quienes deciden reunirse después de veinte años y, en ese encuentro, salen a flote los recuerdos compartidos, los sueños y sus vidas reales, cada una con sus respectivas situaciones personales y frustraciones individuales. Hasta cierto punto está en programación miércoles 14 y jueves 15 y ¿Por qué lloran mis amigas? del 16 al 18 de octubre, siempre en el horario de las 7:00 p.m.

Buscando a Casal.
 

La sala Santiago Álvarez, dedicada al cine documental también nos reserva títulos de gran valor dentro del ámbito de este género, con obras como Gloria City (Isabel Santos, 2017), Manuela, el rostro rebelde del cine cubano (Manuel Pérez, 2017) y La razón no valía (Felipe Morfa / Mayra María García, 2019).

Para el miércoles 14 y el jueves 15, la tanda presenta Gloria City y Manuela…, en el horario de las 5:00 p.m.; y para el fin de semana (viernes, sábado y domingo), La razón no valía, un documental que formó parte de las obras presentadas en la Jornada de la Cultura Cubana el pasado año y que, a través de testimonio de personalidades de la música cubana, muestra la vida y obra de Moraima Secada.

Dentro del referido circuito de cines del Proyecto 23, la sala La Rampa se incluye con la exhibición de Soy Cuba (Mijaíl Kalatozov, 1964), un filme que en la actualidad transita por un redescubrimiento a nivel internacional y que ha sido programado recientemente en festivales y eventos de trascendencia. La oportunidad para ver este filme es entre los días 15 y 18 de octubre, en el horario de las 5:00 p.m.

¿Por qué lloran mis amigas?
 

En el Riviera, otro clásico del cine cubano realizado por Tomás Gutiérrez Alea, La muerte de un burócrata, con las actuaciones de Salvador Wood, Manuel Estanillo y Silvia Planas. Esta comedia ha sido restaurada y hoy se cuenta con copias suyas de mayor calidad, las cuales han sido exhibidas en importantes festivales a escala internacional.

Junto a este filme, del 15 al 18, en el horario de las 6:00 p.m. se podrá apreciar el documental Copa y espada (Lourdes de los Santos, 2012), sobre Santa Bárbara (Shangó) y su arraigo dentro de la población y la cultura cubanas.

La muerte de un burócrata.
 

En el Yara, a partir del 15 de octubre y hasta el 18, está programada Conducta (Ernesto Daranas, 2014). Este filme acaparó la atención de público y crítica por lograr exponer la problemática de un niño de once años quien, en medio de un contexto familiar deficiente, se dedica a entrenar perros de pelea para buscarse el sustento. Las actuaciones de Alina Rodríguez, Silvia Águila, Héctor Noas junto a Armando Valdés, en la piel del niño, lograron expresar el contenido de la historia más allá de su expresión cinematográfica.

La programación que durante este fin de semana presentan las salas de la capital es otro de los atractivos de la Jornada de la Cultura Cubana y ofrece la posibilidad de volver a disfrutar del cine cubano.

Soy Cuba.