Crónica de Enedys

Jorge Ángel Hernández
8/2/2019

Enedys es una joven recién graduada de la Universidad de La Habana que ha sido ubicada laboralmente en el CNAP (Consejo Nacional de las Artes Plásticas). Su responsabilidad y seriedad ante el cúmulo de necesidades a cumplir se han hecho patentes en poco tiempo y han propiciado que sus tareas aumenten casi vertiginosamente. Tras el tornado, se sumó a los jóvenes de la AHS que partieron a zonas afectadas a brindar su ayuda.

Foto: Sitio de la FEU
 

De allí regresó con tristeza en la mirada, sin ese brillo constante de sus ojos y hasta sin el rubor de su rostro cuando las bromas ingenuas la sorprenden. Había sufrido y, acaso, se dolía de no poder hacer lo necesario para remediar la situación. En su entrega, en su poético humanismo, no comprendía cuán importante estaba siendo su actitud, cuán valiosos sus actos resultaban.

Resarce el alma hallar jóvenes así y es necesario que nuestras miradas se ocupen también de esos valores humanos, de esas capacidades de entrega que, aunque pululan, una y otra vez son suplantadas por el oportunismo mediático. Sé que de su profunda y sincera tristeza brotará la fortaleza del alma, la reconstrucción del espíritu y el fortalecimiento de su hermosa juventud. Ella tal vez demora en aprenderlo, pero, de cualquier modo, la acompañarán para la vida, para el futuro mejor que tantos añoramos.

 
Artículos Relacionados:
 
La donación, organizada
 
Cien metros por contraste
 
La Orquesta Sinfónica Nacional y esa melodía hermosa que sana desgarraduras
 
Los héroes anónimos del tornado en La Habana
 
Regla, la Sierra Chiquita, se agranda y sobrepone a la tragedia
 
“Mata siete” y sus amigos en tiempos de fake news
 
Cada pulgada es un país