El ministro de Cultura de Cuba Alpidio Alonso Grau denunció en la Conferencia Mundial de la UNESCO 2022 (Mondiacult) en México, que conflictos y bloqueos como los provocados por Estados Unidos afectan la cultura. En su intervención en el segmento de políticas culturales, el titular cubano alertó sobre la profundización de las desigualdades sociales y entre regiones, así como la intensificación de los conflictos, incluidos los militares.

En el evento sobre Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible, Alonso agregó que los discursos manipulan, borran la historia y la memoria colectiva de los pueblos, y crean un complejo de inferioridad ante la presunta superioridad de las metrópolis hegemónicas.

“La Unesco cuenta con Cuba para coordinar posiciones y establecer diálogo permanente sobre la cultura y el desarrollo que tanto se necesita”.

De igual modo, instó a evaluar las esencias locales, regionales y nacionales sobre los conceptos de patria, pueblo y nación, y defender el de una modernidad descolonizada frente a los depredadores de la cultura y sus valores. Advirtió que la pandemia puso de manifiesto nuestras vulnerabilidades y los retos mayores que a partir de ahora hay que enfrentar en las políticas públicas, incluida la guerra cultural mediante la cual se intenta quebrar la unidad del movimiento en torno a las instituciones culturales del Estado.

En su intervención, Alpidio estimó que si deseamos potenciar el papel de la cultura en la consecución de la paz deben desaparecer medidas coercitivas contrarias al derecho internacional como las que aplica el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, que intensifica el cerco en estos tres años de gobierno (de Joe Biden) para castigar al pueblo cubano por construir un modelo político soberanamente decidido.

Cuba aboga por la creación de un desarrollo sostenible y afirma su compromiso con el multilateralismo y la paz internacionales”.

Esa política de bloqueo y guerra económica, dijo, afecta tremendamente a la cultura cubana, lo que hace más difícil y complejo la labor de conservación del patrimonio cultural sobre todo el histórico, acompañado de una campaña mediática para quebrar la unidad del movimiento artístico de la isla. Cuba aboga por la creación de un desarrollo sostenible y afirma su compromiso con el multilateralismo y la paz internacionales.

La Unesco cuenta con Cuba para coordinar posiciones y establecer diálogo permanente sobre la cultura y el desarrollo que tanto se necesita, y estaremos siempre del lado de la justicia, la paz y la solidaridad, expresó al finalizar Alonso Grau.

Tomado de Prensa Latina