NO RESISTO

No resisto al lindoro
No resisto al reciclado
al recompuesto
No resisto al locutor que engola
el alma cada noche de mundo
No resisto al cambiacasaca
al figurín   al trepa trepa
No resisto el basural de la esquina
ni la furnia en el asfalto
ni al burócrata esquinado y sonriente
No resisto al señor de los dobleces
ni a la vieja (o joven) dama indigna
No resisto al sinuoso   al oportuno   al complaciente
No resisto
Pero resisto

TERCERA (Y TAMBIÉN MUY PERSONAL)

DECLARACIÓN DE LA HABANA

Todo lo que tengo
y lo que no tengo
lo tengo
y no lo tengo
de pie

6