El cuerpo es el templo, dice la sabiduría ancestral. En el cuerpo están las fuentes. Sin cuerpo no hay espíritu, por más que por siglos hayamos pretendido separar una cosa de la otra. El cuerpo es la primera certeza. Es la posibilidad primera. Nos interesa el cuerpo. Nos interesa la singular “geografía” del cuerpo. El paisaje maravilloso que promete. La poesía de sus formas. El cuerpo sin accesorios (que son siempre marcas), el cuerpo con sus misterios. El erotismo primigenio del cuerpo. Y en esta serie, específicamente, el cuerpo masculino. Su belleza singular.

Hay prejuicios y temores con el desnudo. Y muchos más con el desnudo masculino. Esta serie se trata también de “normalizar”, porque no hay nada más normal que un cuerpo desnudo. 

Lester Vila Pereira y yo somos pareja desde hace dos décadas. Y formamos también un equipo. Algunas de nuestras series se adentran en el homoerotismo, o simplemente en el erotismo, sin etiquetas. Esta es quizás la más esencial de nuestras series, minimalista. Es la serie del principio.