Gonzalo Roig, más allá de Cecilia

Rafael Lam
19/6/2020

A propósito del aniversario 130 de su nacimiento y de los 50 años de su fallecimiento

 

El maestro Julio Elías Roig Lobo (La Habana, 20 de julio de 1890-13 de junio de 1970), popularmente conocido como Gonzalo Roig, es recordado por su magistral zarzuela “Cecilia Valdés”. Sin embargo, el compositor cubano fue fundador de varias orquestas y autor de numerosos temas musicales.

El 15 de septiembre de 1922, Edwin Tolón (presidente), César Pérez Sentenat (secretario) y Gonzalo Roig (director de orquesta), firman el Reglamento de la Junta Directiva de la Sociedad de Conciertos de La Habana. Este sería el inicio de la Orquesta Sinfónica Nacional de La Habana, cuyo primer concierto tendría lugar el 29 de octubre de 1922 en el Teatro Nacional de La Habana (hoy Gran Teatro Alicia Alonso).

Foto: Gonzalo roig Pie: Gonzalo Roig fue pionero del movimiento sinfónico en Cuba y uno de los principales compositores que redefinió la zarzuela cubana. Foto: Internet

Eduardo Sánchez de Fuentes, compositor de la habanera “Tú”, se refirió a la Orquesta Sinfónica de La Habana: “La orquesta logra un sano cubanismo y amor al trabajo, con una sólida personalidad artística de su director Gonzalo Roig, quien domina la ciencia orquestal. El maestro es conocedor de los instrumentos y de sus timbres”.

Al decir de la opereta Cecilia Valdés, obra cumbre de Gonzalo Roig, el genio Leo Brouwer expresó lo siguiente: “Cecilia Valdés se puede oír con más placer que Verdi y a veces con más profundidad que Mayerbeer o Bellini. Su obra Cecilia tiene durabilidad y plantea una permanencia estética e histórica en la cultura nacional. Es el gran compositor de nuestra música escénica y representa un momento peculiar en la historia de la música cubana”.

Sin embargo, no todo en Roig era tan elogioso. El propio Brouwer considera que el compositor “tenía un trabajo bastante limitado. Me parece que era un carácter, en su juventud, bastante poco organizado, bastante bohemio; respondía a un determinado machismo nacional, y todo eso iba en contra de construir una obra con calma y tranquilidad, que era el sueño dorado del siglo pasado. (…) Desde el punto de vista sociológico: la gran música cubana de Roig, Lecuona, etcétera, responde a las necesidades de una burguesía criolla de reafirmar una personalidad con aquellos productos que venían de abajo (el septeto de son). De cualquier manera, ellos fueron grandes músicos, fruto del medio social de aquellos tiempos, revolvieron esa sociedad cultural nacional que ya es bastante”.

“Cecilia Valdés”, basada en la obra homónima de Cirilo Villaverde, cuenta con un libreto de Agustín Rodríguez y José Sánchez Arcilla. La obra se estrenó el sábado 26 de marzo de 1932, en el Teatro Martí. El elenco estaba conformado por Elisa Altamirano (Cecilia Valdés), Lolita Berrio (Charito Alarcón), Aulita Munos (Chepilla), Mariana Foro (Nemesia) Lolita Berrio (Doña Rosa), Juanita Zozaya (Isabel Ilincheta), Luisa Fernández (Rosa Ilincheta), Cándida Quintana (Dolores), Consuelo Novoa (Dolores Santa Cruz) y Miguel De Grandy (Leonardo de Gamboa).

Por último, se debe aclarar que la composición “Quiéreme mucho” (criolla-bolero), no solo es obra de Roig. Su letra, escrita en 1911, pertenece a Ramón Gollury y Agustín Rodríguez. En 2021 cumplirá 110 años.

Roig es autor de una gran variedad de obras, que atraviesa diversos géneros musicales y tendencias como el bolero, la canción, el capricho cubano, la danza cubana, el danzón, la música incidental, el pregón, el vals y la zarzuela.