Gretel Cazón, de lo lírico a las tablas

Ivón Peñalver
2/10/2019

Graduada de Canto Lírico en el Instituto Superior de Arte, Gretel armoniza sus grandes placeres y va de Shakespeare y Neruda a Martí y Dulce María Loynaz; abraza la zarzuela, el teatro musical y el dramático, la ópera, la trova y la guaracha, por solo mencionar algunos ritmos que aparecieron en su voz en este, su primer concierto propio efectuado en el Museo de Bellas Artes, en los días finales del mes de septiembre.

Grethel Cazón. Foto: ACN
 

Gretel Cazón regaló una noche muy especial en la que primó el buen gusto en la selección del repertorio. Los músicos que la acompañaron, dirigidos por el maestro Orestes Santos, lograron junto a ella una atmosfera de intimidad que mucho se agradeció.

Su voz se alzó con arreglos novedosos de temas como Aunque no te vi llegar, Vivir para ver o Piensa en mí; compartió breves pasajes de su vida, recuerdos de antaño, e invitó al escenario a figuras indispensables en su carrera y en su vida como Rafael Espín y Mauricio Figueiral.

Un momento especial quedó a cargo del actor Ulises González, que trajo al escenario el recuerdo de José Jacinto Milanés, entrañable figura de las letras cubanas y que encontró en Marta Valdés la palabra precisa para honrarlo con su canción y con su presencia en el concierto.

El universo de la televisión también halló su instante de añoranza, para ello la primera actriz Miriam Learra, presente en el público, compartió imágenes de la telenovela Aquí estamos, y de la misma forma se hicieron notar las figuras de sus colegas en la recién finalizada serie Más allá del límite.

Con sencillez, Gretel bordó fibras sensibles del sentimiento en un concierto que devendrá audiovisual dirigido por Lester Hamlet. Otra vez este creador colabora con el sueño de féminas de corazón abierto y, mientras se preparan ambos para la próxima telenovela del propio Lester, Gretel se complace en afirmar su paso de la lírica a las tablas.