Guanaroca: el nuevo portento de Rita Longa

Onelia Chaveco
21/5/2018

Quienes estudian la obra de la cubana Rita Longa, casi siempre olvidan mencionar que entre las tantas esculturas elaboradas por las manos de esta artista se encuentra Guanaroca, la leyenda de una bella india que habitó en la comarca de Jagua, hoy Cienfuegos.

Según cuenta la tradición, Guanaroca fue la primera mujer sobre la tierra, de cuya unión con Hamao, primer hombre creado por el mágico conjuro del sol, nació un niño a quien bautizaron con el nombre de Imao. Los celos paternos, por compartir el amor de Guanaroca con el bebé, hicieron que el padre robara al pequeño y lo llevara al bosque, donde murió.

Al despertar, la madre buscó a su hijo hasta encontrar el pequeño cuerpo dentro de una güira colgada en un árbol y al tomarla en sus manos  el recipiente rodó al suelo.

Entonces ocurrió el mayor portento, pues de su interior brotaron peces y tortugas, mientras las lágrimas de Guanaroca llenaron el valle para formar una laguna que lleva ese nombre y cuyas aguas son salobres y dulces, porque son alimentadas por el mar y el río cercano.

Esa historia, arraigada en el imaginario de los cienfuegueros, fue la idea que Rita Longa llevó a su escultura de la india Guanaroca, enclavada en la rotonda de Punta Gorda, frente al hotel Jagua, el Chalet de Valle y el restaurante Covadonga.


Escultura a la india Guanaroca. Foto: Oscar Alfonso Sosa 
 

Según el artículo publicado en 2013 en el sitio Web Opus Habana, Rita Longa visitó esta provincia por invitación de José Ramón García Gil, presidente entonces de la Asamblea del Poder Popular en el territorio, quien encomendó al arquitecto Irán Millán  evaluar, junto a la artista, el emplazamiento de una escultura relacionada con la leyenda de la india Guanaroca.

Confirmó Millán que aquellos fueron días intensos, en los que se buscó la concepción de una obra que diera respuestas a las exigencias urbanísticas del entorno netamente marino por cuanto entre las pretensiones se propusieron que “debía ser trasparente, ligera, vertical, para que lograra el cierre de la perspectiva, al tiempo que recreaba este importante fragmento del patrimonio intangible local”.

La obra fue realizada en láminas de latón-bronce y tubos de bronce con una altura de 5,30 metros, enclavada sobre un estanque de 15 metros de diámetro, y cuya obra civil consistió en el tanque con la direccional del torrente con cuatro chorros de agua desde la figura del güiro en las manos de la escultura,  para representar los cuatro ríos que desembocan en la bahía.

Esa leyenda atrapada en el bronce fue  inaugurada el 10 de julio de 1988,  por cuanto próximamente arribará a sus 30 años de permanecer renclavada en la rotonda donde culmina la arteria más importante de laciudad cabecera de la Perla del Sur.

A la inauguración asistió Rita Longa quien ya contaba con 76 años de edad y una larga trayectoria que la hicieron merecer calificativos como ser una de las más relevantes creadoras del siglo XX cubano, o ser la figura cimera de la escultura cubana de todos los tiempos.

Había incursionado con diferentes elementos como piedra, yeso, terracota, mármol y madera hasta el bronce con que forjó la Guanaroca cienfueguera.

Sin embargo, amén de los recursos para solidificar su obra, en Rita Longa hay una marcada preferencia por los temas aborígenes, donde destacan la aldea Taina en Guamá, provincia de  Matanzas; y  La Fuentede las Antillas, en Las Tunas.

Y entre esta temática resalta, además, la escultura femenina dedicada a las indias como Caonaba, en Nuevitas, o la propia Guanarocaen Cienfuegos.

Asimismo hay una gran inclinación por las leyendas, los cuentos orales y la tradición, pero no cualquier tradición sino la que identifica a cada pueblo, la más emblemática por la cual se puede conocer a un poblado o una ciudad.

Guanaroca es la primera de las siete leyendas indocubanas recopiladas por Pedro Modesto en la colonia Fernandina de Jagua y una de las más importantes que dio nombre a la Laguna, y a otros sitios emblemáticos de Cienfuegos.