Instituto Juan Marinello, una academia para la identidad nacional

Elaine Caballero Sabugueiro
16/12/2020

La cultura de un país no es solo aquello que se muestra en televisión, cines, teatros, galerías y conciertos; es el conjunto de saberes y expresiones artísticas conformado a lo largo del tiempo. En ese contexto existen profesionales dedicados al análisis y conocimiento de las manifestaciones culturales de la sociedad, como una de las maneras más genuinas de entender las necesidades creativas de los ciudadanos.

 Elena Socarrás de la Fuente (directora de la institución), junto a María Victoria Prado (comunicadora) y Pedro Emilio Moras (investigador líder del Grupo de paticipación y consumo cultural) Fotos: Juan Carlos Borjas.
 

En el escenario nacional, el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello tiene el propósito de investigar la política cultural de la Isla, así como la realización de estudios sociales y debates académicos. Surgido inicialmente como centro para el desarrollo de la cultura cubana —con el nombre del abogado villaclareño—, hoy llega a sus 25 años de vida.

Uno de sus aciertos ha sido mantener una nómina con prestigiosos académicos concentrados en revelar las dimensiones de una Isla desde enfoques heterogéneos y renovadores, con una postura de rigor, superación y exigencia de resultados concretos.

En un encuentro con la prensa, especialistas del Instituto hablaron sobre sus líneas de trabajo: la historia, la cultura popular tradicional (juegos, fiestas, manifestaciones orales, refranes), y cuestiones como el consumo y las prácticas culturales a nivel nacional y en determinados sectores poblacionales.

El programa de investigación también abarca trabajos sobre el audiovisual, el cine y el uso de las nuevas tecnologías por niños, jóvenes y adolescentes. Así lo confirma Elena Socarrás de la Fuente, directora del centro: “Los resultados de esas investigaciones no se quedan ahí, sino que se convierten en libros cuando los propios investigadores presentan su proyecto. Tenemos un sello editorial que ha publicado más de 160 títulos derivados de la actividad de los académicos y de otras instituciones”.

Conferencia de prensa sobre el quehacer del Instituto Juan Marinello, centro que arriba a sus 25 años.
 

Tres cátedras —Juan Marinello, Antonio Gramsci y Carolina Poncet— llevan a cabo estudios sobre la obra de los mencionados intelectuales y otros tópicos de interés. Asimismo, la revista Perfiles de la cultura cubana, distribuida de forma digital, es otro de sus productos literarios, con la existencia de un sitio web para acceder a los textos y alcanzar una visión más amplia sobre temas menos divulgados.

De igual manera, el Instituto Juan Marinello organiza cada año encuentros, talleres, debates y cursos de posgrados destinados a las personas interesadas en crecer desde el conocimiento, la instrucción y el diálogo oportuno. José Martí dejó bien claro la importancia del aprendizaje necesario y continuo: “Ser culto es el único modo de ser libre”.

Con más de 25 años de permanencia, el premio Memoria Viva, en palabras de Socarrás de la Fuente, “nació de la experiencia de trabajo con el atlas de la cultura popular tradicional (Atlas Etnográfico de Cuba). Se premia no solo esas expresiones tradicionales, sino a personalidades que la han desarrollado y a especialistas que ayudan en su preservación”.

Como parte de los reconocimientos para estimular a los académicos, se entrega también el Premio Anual de Investigación Cultural, que han recibido numerosas personalidades de la Mayor de las Antillas. Igualmente, especialistas del Instituto imparten conferencias magistrales en universidades extranjeras, además de la realización de eventos en coordinación con el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de México, entre otras acciones.

“El balance que podemos hacer es positivo a lo largo de tantos años de esfuerzo. Tuvimos el privilegio de tener como director a Pablo Pacheco López y a Fernando Martínez Heredia, personas esenciales para entender qué es el Centro Juan Marinello y cuál es el rumbo a tomar. (…) Tenemos un público bien amplio, sobre todo de estudiantes universitarios, y muchos de nuestros profesores son docentes de la Universidad de La Habana”, aseguró María Victoria Prado Ramírez, especialista en Comunicación de la entidad.

 
María Victoria Prado, comunicadora del Centro.
 

El Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello tiene líneas bien trazadas para el éxito de su función social: ser puente de comunicación y camino para la enseñanza, siempre con la filosofía de mostrar enfoques diversos de la cultura insular, esa que nos llama a la puerta para disfrutar de sus encantos.