Lezama Lima, autor de una sola novela

Magda Iris Chirolde López
6/5/2019

Nuevamente el espacio Sábado del Libro, dirigido a promover la literatura, que tiene lugar cada sábado a las 11 de la mañana en la Calle de Madera de la Plaza de Armas, en La Habana Vieja, acogió al público para presentarle en esta ocasión Oppiano Licario, de José Lezama Lima.

 Presentación de la novela Oppiano Licario en el espacio Sábado del Libro. Foto: De la autora
 

La novela quedó inconclusa debido a la muerte del autor, pero a pesar de eso logró regresar a las ideas ya presentadas en Paradiso (1966) y ahondar en ellas. Además, prolonga y culmina los temas presentados en el texto antes mencionado, para cerrar brillantemente uno de los más grandes ciclos narrativos de la literatura cubana.

Muchos de los personajes que están en Paradiso vuelven a aparecer en Oppiano Licario, lo que desempeñando funciones diferentes. En Paradiso, Cemí era el hilo conductor de todos los acontecimientos que se iban relatando y en Licario, es un personaje importante que continúa su viaje hacia la sabiduría, pero que deja de ser el centro.

El lector puede disfrutar de una novela agradable, a pesar de estar inconclusa, y es que la trama está más fragmentada y el argumento menos detenido.

Lezama Lima, para el esbozo que tenía de esta novela, no culminó los 14 capítulos, solo pudo escribir 10; pero anticipa muchas de las historias que pudieron haber sucedido después, si hubiese continuado su escritura; entre ellas la muerte de Fronesis.

Con respecto al proceso de revisión y edición de Oppiano Licario, una de las primeras cosas que se hicieron fue un cotejo integral con la edición realizada por la editorial mexicana Era, que vio la luz en 1977. Dicho trabajo resultó fructífero porque permitió comprobar que la edición Era fue otra versión del texto.

Desde el punto de vista de la comprensión común, ambas ediciones son iguales en casi todos los aspectos, al estar basadas en una misma fuente textual original. Pero las diferencias existen.

También el libro cuenta con un conjunto de notas al pie en el que se presentan lecturas alternativas de algunos pasajes y palabras, los cuales dan una idea de los problemas del texto. Estos cambios son rectificaciones, no nuevas intervenciones editoriales.