Los Papines y la rumba como estilo de vida


17/12/2018

Cuando hablamos de una de las agrupaciones cubanas que ha contribuido decisivamente a la popularización y difusión de la rumba, se puede afirmar que entre ellas figuran Los Papines.


 La espectacular proyección escénica y la interacción con el público distinguen a la agrupación.
Fotos: Osvaldo Gutiérrez Gómez
 

Este conjunto, fundado en 1963 por Ricardo Abreu —llamado cariñosamente Papín— y sus hermanos Luis, Alfredo y Jesús, celebra actualmente su aniversario 55 con una gira nacional. En su periplo por el país, la prestigiosa agrupación hizo una parada en la ciudad de Ciego de Ávila. Allí el Teatro Iriondo abrió sus puertas para que el público apreciara la interpretación de una familia que lleva intrínseco el toque del tambor.

La dinámica de la vida y su lógica irreversible llevó a Los Papines a renovarse tras la lamentable desaparición física de tres de sus fundadores. Sin embargo, entre los nuevos referentes no se pierde la ejecución magistral de la percusión y el cuidado exquisito y exigente de la proyección vocal, elementos característicos de la agrupación.

Jesús María Abreu Hernández, director general y primigenio integrante de Los Papines, declaró, minutos antes de iniciar la presentación en tierras avileñas, cuán agradable resultó regresar a esta urbe. El conjunto no había vuelto a presentarse en Ciego de Ávila desde 2011, ocasión en que acompañó a Sello L.A., agrupación integrada por sus sobrinos Luisito y Alexander, hoy parte de Los Papines.


 “La rumba de Cuba goza de muy buena salud”. Jesús María Abreu Hernández, director general y
primigenio integrante Los Papines.

“Estamos muy complacidos con la respuesta positiva del público en los espectáculos desarrollados en Guantánamo, Santiago de Cuba, Bayamo y Camagüey”, refirió Abreu Hernández, y agregó: “La rumba de Cuba goza de muy buena salud. Muchas personas en la Mayor de las Antillas y en el extranjero saben bailarla con gran soltura”.

El también condecorado con la Distinción por la Cultura Nacional comentó que el reconocimiento mundial alcanzado por la rumba ha sido fruto de un proceso muy arduo, que incluyó sugerentes presentaciones para convencer de la valía de este género músico-danzario en más de 60 países de cuatro continentes. Con la entrada a Los Papines de nuevas generaciones —entre ellos su hija Yuliet Abreu y su pequeño nieto Alan—, el futuro, aunque incierto, podría estar garantizado.

Durante la presentación en el Teatro Iriondo, los músicos interpretaron temas de Rumbeando a mi manera, su última producción discográfica, entre ellos “Recoge la ropa y vete”, “A que tú no sabes” y “De mis recuerdos”, con los que rindieron homenaje a Juan Formell. El cierre de la gira tendrá lugar en el habanero Salón Rosado de la Tropical.