Montañas de papeles con olor a tinta fresca y un hormigueo constante de escritores y editores, identifican la sede de Ediciones Holguín, ubicada en un antiguo caserón de la Plaza de la Marqueta, en el centro histórico de la homónima ciudad oriental.

En un ambiente decorado con caracteres de madera y fragmentos de textos literarios, cobra vida el anhelo de escritores cubanos y foráneos de promover su obra entre los lectores.


Inalterable ante cualquier embate es el libro de Delfin Prats. Foto: Cortesía Ediciones Holguín
 

Más de 600 títulos de todos los géneros publicados bajo la colección Ático, entre los cuales sobresalen poesía e historia, avalan el trabajo de la casa editora en el panorama de las letras nacionales a lo largo de 32 años de ardua labor en la promoción de la literatura, fundamentó Kenia Leyva, escritora y promotora de la editorial.

Testimonio, narrativa y ensayo, completan el catálogo de la entidad, fundada en 1986 y una de las más antiguas de las existentes en las provincias de Cuba, que se destaca, además, por la publicación de materiales de autores extranjeros traducidos al español por sus colegas del patio.

Zenobio Hernández, Manuel García Verdecia, Moisés Mayán, Luis Yussef, Alexandra Pizarnik, Eugenio Marrón y otros muchos forman parte de la nómina de creadores en el sello.

La editorial, trasciende los límites territoriales y se inserta también dentro del programa de la Feria Internacional del Libro de La Habana, como referente de los procesos de creación en el oriente cubano.


Publicado por primera vez en Cuba, de la cubano-americana Mercedes de Acosta.
 

Como parte del programa del magno evento de las letras cubanas, cinco títulos de la editorial holguinera están a disposición de los amantes de la literatura, según precisiones a la ACN de Lourdes González, directora de la Editorial.

El texto de ficción Geometría de Lobachevski, del holguinero José Luis Serrano, escrito en sonetos y galardonado con el Premio de la Crítica 2017, y el poemario Imposeída, de la escritora cubano-americana Mercedes de Acosta, publicado por primera vez en Cuba, distinguen las propuestas.
Dentro del catálogo se insertan, además, la antología de poesía cubana El Huracán y la Palma, de Delfín Pratts, y las obras infantiles Pintura Fresa y La Princesa Dayán, de los autores Rubén Rodríguez y Niurki Pérez, respectivamente;  y La Máquina de Fallar, de José Velázquez, acreedor del Premio Adelaida del Mármol.

Pero el trabajo de la casa editora no se limita solamente a la participación en el evento, sino que también se realizan espacios como Noche de Poesía, la Hora Tercia y Abrirse las constelaciones, los cuales contribuyen a extender el hábito de lectura en las comunidades.

Para continuar fomentando esta premisa, en el 2018 existen varios proyectos en el plan editorial, entre ellos la publicación de los cuentos del escritor Hans Cristian Andersen y Retorno a los factores humanos, de la narradora Zuleica Romay, el cual ofrece una panorámica de pasajes poco conocidos de la obra de Don Fernando Ortiz.

Con una imagen renovada y con la premisa del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: “No le decimos al pueblo cree, le decimos lee”, Ediciones Holguín constituye una puerta abierta al mundo de la cultura teniendo en cuenta la identidad del territorio y los valores defendidos por los autores.

Fuente ACN