Año 1999.  Un grupo de estudiantes de cuarto año de la carrera de Letras, visitan  la Casa de las Américas. Aunque Yanetsy Pino Reina quería ser escritora, al escuchar hablar del Premio Literario que lleva el nombre de la institución cultural, pensó en la posibilidad de algún día regresar  para recibir el alto estímulo.


Yanetsy Pino Reina y Rafael de Águila, durante la ceremonia del Premio
 

Ahora, vuelve. Una multitud le aplaude mientras entra a la sala Che Guevara. Todos saben que llegó la escritora espirituana a quien el jurado de la 59 edición le otorgó  el Premio de estudios sobre la mujer, por su acercamiento multidisciplinario a la poesía femenina insular de fines del siglo XX y principios del XXI mediante el título Hilando y deshilando la resistencia (pactos no catastróficos entre identidad femenina y poesía).

Aún envuelta en la emoción, su rostro muestra a una mujer apasionada. Oportunidad en la que la revista digital La Jiribilla le pregunta:

¿Qué significa  recibir el Premio Literario Casa de las Américas?

Es mi vida. Es un  sueño hecho realidad. Me siento como en el limbo. No me lo creo. Estoy agradecida, primero de dedicárselo a mi país, a Cuba, el país que hace posible los sueños, sobre todo,  a las mujeres, y segundo,  a todas las mujeres del mundo que tras un largo batallar, finalmente, al menos en Cuba, tenemos  paz y realización personal.

Agradezco también, a  Casa de las Américas la posibilidad de  llegar hasta aquí y, en particular, al jurado, a las mujeres que lo integran, que las admiro notablemente. Ojalá que la vida me de mucho tiempo para seguir batallando a favor de los derechos de la mujer.

¿Por qué el tema de género?

Desde que nací estoy batallando como una guerrera por resistir las condiciones de la hostilidad. Nací en medio de un fibroma. Me formé aleada a ese fibroma y tuve la posibilidad de nacer. Desde entonces, estoy batallando  por crecer, por superarme.

En la universidad inicié los estudios de género. Empecé  por  lo que estaba en materia de publicaciones periódicas de Latinoamericana; ensayos sobre teoría de género, en sentido general y me acerqué  la poesía, notando las marcas de identidad de géneros sobre todo en las producciones literarias femeninas, con autorías de mujeres.

Siempre me ha interesado el tema de la mujer, porque mi vida ha sido también una vida compleja marcada por acosos, violencias y por muchas cosas y  este libro tiene que ver con eso.

¿De que trata el libro premiado?

En mis trabajos de diploma, la maestría, cursos y  doctorado realicé el análisis del discurso investigando y propuse este concepto de discurso de resistencia. Luego lo elaboré, le di calidad literaria, lo convertí en un libro de ensayo y le incluí las autoras cubanas del siglo XX, una bibliografía que me resultó muy difícil de adquirir porque no la tenemos en Cuba.

Quería saber si estos mismos comportamientos discursivos estaban en las de afuera de la isla, porque es muy interesante saber, como entonces estas generalidades se advierten del otro lado de la orilla. Allí también aparecieron y todas están en el libro, que trata de unir lo que está disperso en sentido de género y lo va engranando poco a poco hasta llegar a portarle a la crítica feminista un instrumental teórico propio y herramientas de análisis que le son inherentes a ellas para que vayan entonces desarrollándose como un corto científico al igual que  el resto de las ciencias.

Entonces, busqué generalidades escudriñando los discursos, los  textos poéticos y me fui dando cuenta  que había un discurso que englobaba a todas  las producciones literarias femeninas, ya sean de narrativas como de poesías y ese es precisamente el discurso de resistencia que es de lo que habla mi libro, Hilando y deshilando la resistencia (pactos no catastróficos entre identidad femenina y poesía).

Tal y como lo consideró el jurado que otorgó el Premio Literario Casa de las Américas de estudios sobre la mujer, integrado por la chilena Natalia Cisterna y las cubanas Marta Núñez Sarmiento y Roxana Pineda, mi libro es "una lectura creativa y rigurosa a la poesía cubana, entre cuyos aportes propone un modelo propio de investigación a la crítica literaria que se sostiene en dos categorías fundamentales, 'discurso de resistencia' y 'poética de la contramemoria', que se despliegan desde una perspectiva transdisciplinaria, teniendo en cuenta teorías de género, psicoanálisis, sociología y literatura”.

La solidez de este andamiaje teórico, no significa que el texto se diluya en él, sino que se enriquece por un latido personal expresado con claridad y coherencia, al considerar la resistencia de legitimación, de otras identidades inéditas opuestas al patriarcado, el estudio desde la dominación como un proceso dinámico incompleto que tendrá su fin.

¿Cuáles son tus nuevos proyectos?

Terminar la investigación sobre literatura latinoamericana. Para eso tengo que escribir. Ocupar todos los horarios posibles del día en escribir, sin dejar de atender a mis dos niños y a mi esposo (Presidente de la UNEAC de Sancti Spíritus), además de mi trabajo en la Universidad José Martí de Sancti Spíritus.

La doctora en Ciencias Literarias, además es autora de seis libros de ensayo, género, poesía y discurso literario, entre los que  destaca  el cuento Libro las ausencias, escrito para adultos.

Entre abrazos y felicitaciones, Yanetsy se despide orgullosa de cumplir el sueño que siempre vio posible.