El prestigioso músico cubano Guido López-Gavilán ha coronado en Barcelona una exitosa gira por Italia y España como director de orquesta y compositor con el estreno mundial de su obra “Una canción de amor”, interpretada por el Coro de la Ciudad de Ansan y dirigida por el Dr. Shin-Hwa Park.

Esta obra le fue encargada por los organizadores del Onceno Simposio Mundial de Música Coral —la Federación Catalana de Entidades Corales (FCEC) y la International Federation of Choral Music (IFCM)—, el evento coral más multitudinario e internacional que se organiza en el mundo. Para tener una idea baste decir que están programados en Barcelona más de 80 conciertos que atraen a más de 30 000 personas. Fueron seleccionados, entre los compositores de todo el mundo, 15 creadores por su excelencia, nuestro compositor cubano fue uno de ellos.

La obra de López-Gavilán fue interpretada por uno de los mejores coros del mundo, lo que demuestra la alta estima y prestigio de que goza el compositor. La expresividad, la fuerza interna, la elegancia del lenguaje musical en consonancia con la letra, escrita por el mismo compositor, fueron reconocidas con la ovación que culminó la interpretación de “Una canción de amor”. Este éxito nos hace sentir orgullosos de tener entre nosotros un compositor reconocido mundialmente y que representa nuestra cultura por todo lo alto.

Cuba supo, muy dignamente, engalanar el Gran Teatro del Palau de la Música de Barcelona con la presencia de Guido López-Gavilán y yo, desde mi butaca, sentía que esos aplausos llegaban a Cuba, inundando el más mínimo rincón de nuestra Isla, orgullosos todos de poder contar con artistas de esa altura.