Con profundo pesar, el Instituto Cubano de la Música informa que en la noche de ayer 8 de enero, a las 11:50 p.m., falleció el distinguido pianista, compositor y director de orquesta Mario Romeu González.

Mario Romeu nació en Regla, La Habana, el 27 de abril de 1924, en el seno de una familia que ha prodigado grandes músicos a la cultura cubana hasta nuestros días. Desde niño destacó por sus excepcionales dotes para la música y particularmente en el piano. Sus primeros estudios fueron conducidos por su ilustre padre Armando Romeu y su hermana, también gran pianista, Zenaida Romeu, desarrollados después con el afamado Jasha Fisherman.

foto del compositor y director de orquesta Mario Romeu González
Foto: Internet


Realizó una intensa carrera como concertista, compositor, arreglista y director de orquesta, que le valió el respeto y admiración de todos los músicos cubanos. Gozó de la  estima y reconocimiento de Ernesto Lecuona, con quien compartió la escena; también efectuó numerosas presentaciones con destacados artistas del país y extranjeros, dirigiendo la orquesta de la televisión poco después de inaugurarse esta en Cuba. Entre otros, destacan los nombres de los cantantes Sara Montiel y Lucho Gatica.

A partir de 1959 dirigió la orquesta del Instituto Cubano de Radio y Televisión en memorables actuaciones, como la que realizó con el gran pianista Frank Fernández interpretando la afamada Rapsody in blue de George Gershwin. En colaboración con su sobrino, el director de orquesta Gonzalo Romeu, realizó la música para el filme de Enrique Pineda Barnet La Bella de La Alhambra, que obtuvo el Premio Coral a la mejor banda sonora en el XI Festival del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en La Habana, en 1989.

El Maestro Mario Romeu se caracterizó también por ser un hombre de gran estatura ética, modestia sin par y humanismo, por lo que siempre será recordado por los músicos y los amantes de este arte.

Fue distinguido con los siguientes reconocimientos: Distinción por la Cultura Nacional, Artista Emérito de la Radio y la Televisión (2004), Premio Nacional de Televisión (2005), Miembro de Mérito de la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC) y Medalla Raúl Gómez García.