El Premio Nacional de Investigación Cultural 2017, se entrega a “un martiano”. Así lo consideró el jurado, conformado por la intelectual cubana Graziella Pogolotti, la doctora Luisa Campuzano, el investigador Carlos Venegas Fornias, la doctora Araceli García-Carranza  y el doctor Jesús Guanche, al abordar la trayectoria de Pedro Pablo Rodríguez, en la que destaca, sobre todo, su acercamiento investigativo a José Martí.


Pedro Pablo Rodríguez

 

Durante el acto de entrega del Premio en el Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello se destacó que “en especial su bibliografía martiana puede considerarse monumental”. El aval para este nuevo reconocimiento que recibe Rodríguez radica en más de quince libros y cientos de eventos en los que ha expuesto el resultado de sus estudios desde las ciencias históricas, en las que alcanzó el grado de doctor. Entre otras distinciones obtenidas se hallan el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas y el Premio Nacional de Historia.

En sus palabras de agradecimiento, el profesor de la Universidad de La Habana e investigador del Centro de Estudios Martianos, aludió a la inmensidad de Martí. Es una figura a la que siempre se vuelve, por su grandeza y honestidad, dijo. Recordó momentos importantes en su carrera como estudioso de la obra martiana, remontándose a la época de Pensamiento Crítico, la revista donde primero ahondó sobre el Apóstol.

Para el amigo sincero, una pieza del pintor y dibujante Kamyl Bullaudy también le fue entregada a Pedro Pablo Rodríguez. Otra vez refulge la figura del Maestro.