El Taller de Luminarias, del 23 al 27 de octubre, unió a artesanos, diseñadores y tecnólogos del Gedeme en el Instituto Superior de Diseño (ISDI) para repensar los modos de producir artesanías.

Como parte del proyecto Ecos y con la coordinación de la ONDI, el ISDI y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, el taller fue dirigido a artesanos que trabajan con luminarias, especialmente a los que trabajan con vidrio. Este encuentro propuso ver más allá de lo artesanal de los productos y darle un enfoque más industrial a la producción, sin perder de vista el aspecto formal de las luminarias.


Grupo Katauro, uno de los proyectos de creadores cubanos especializados en luminarias.
Foto: Revista Creadoresamano
 

“La idea fue crear equipos de trabajo que desarrollaran propuestas en función de los materiales disponibles y las habilidades de cada artesano para tener como resultado diseños variados, así como factibilidad desde el punto de vista de la producción”, explica Yamara Arcia Serrano, diseñadora de vestuario y profesora del ISDI participante en el evento.

Los artesanos debieron trabajar en equipo y además del producto que realizaron, tuvieron que pensar en los objetivos de su trabajo, para quién estaba dedicado y dónde se iba a emplear el producto, potenciando así las utilidades del resultado final. En este sentido el ISDI acogió conferencias donde la creación colectiva para la confección de luminarias no se concibió solo como un proceso artístico, sino como un proceso de diseño, cambiando el enfoque que se tenía sobre este trabajo de creación.

Para Dulce María Paiva Fernández, diseñadora y profesora brasileña invitada al evento, el taller permitió nutrir las ideas que se tenían sobre las luminarias. “En Cuba hay una visión de las luminarias muy artesanal, de inicios del siglo XX, entonces estamos pensando en insertarlos en tendencias más contemporáneas, las tendencias de formas que están impuestas en el mundo”, explicó.

Orquídea Pilar Abrahante Núñez, artesana de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (ACAA) y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, participante en el evento, aseguró que el taller le ha abierto a otras ideas, a una perspectiva para trabajar mejor.

El resultado de este taller viene a contribuir a las propuestas que los artesanos presentarán en la venidera feria de artesanía FIART 2017 en el mes de diciembre, y con vistas a otras ferias de artesanía. Como antesala este viernes 27 de octubre, último día del taller, se expusieron los resultados de los cinco equipos en el Centro de información del ISDI.