Primera Orquesta de Cámara de Sancti Spíritus

Roger Fariñas Montano
27/4/2019

Me confieso un neófito en esto de emitir un criterio especializado sobre música. Pero como la música tiene la luz de ser un lenguaje universal —ya lo creo que sí—, y como es una de mis predilecciones más profundas, me siento capaz de compartir ciertas y determinadas impresiones. Esta es una de esas oportunidades en que, aún emocionado y seguro de que he estado ante una verdadera obra de arte, tengo una motivación para escribir.

En la noche del 22 de abril, en la majestuosa Biblioteca Provincial ²Rubén Martínez Villena, de Sancti Spíritus, se produjo un acontecimiento sublime y necesario para la cultura, no solo local, sino nacional. Hablo del arranque oficial de Ensemble en Spíritus, la primera Orquesta de cámara en esta provincia central de Cuba, bajo la dirección de la maestra Dianelys Hernández Oliva.

Fotos: Cortesía del autor
 

Este proyecto tiene como antecedente la banda que hace unos años Dianelys formó en la Escuela Elemental de Música Ernesto Lecuona, cuando estos mismos músicos eran sus estudiantes. Ahora, estas talentosas jóvenes —que hacen con sus violines, violas y el contrabajo un bálsamo para el alma en medio de un panorama musical con demasiadas altas y bajas— marcan una diferencia y brindan un salto de calidad artístico-estético extraordinario.

Solo espero que las instituciones encargadas de patrocinar y comercializar la música sean consecuentes y hábiles a la hora de insertar a Ensemble en Spíritus en su programación, y que podamos deleitarnos con más frecuencia con su arte. También espero, y esto pudiera sonar a utopía, incluso para mí, que tengamos —el público— la sensibilidad y la capacidad para asimilar este tipo de propuesta verdaderamente artística, y me refiero sobre todo al sector más joven, el de los adolescentes, muy mal formados a mi juicio, quiénes prefieren asistir a criptas nocturnas de puro consumismo y de embriaguez: donde la música que se produce (trap, reguetón, etc.) es de muy bajo nivel.

 

El programa del concierto abarcó siete momentos de exquisitez musical al interpretar las piezas: Concierto Grosso I para oboe y orquesta, del autor Arcangelo Corelli; Sinfonía no. 25 (1er. Mov.), de Wolfgang Amadeus Mozart; Andante Festivo, de Jean Sibelius; La chica de Ipanema, de Antonio Carlos Jobim; Candil de nieve, de Raúl Torres y Capricho español, de Nikolay Rimsky-Korsakov.

Estas nueve jóvenes y talentosas féminas son las primeras graduadas de la provincia en estos instrumentos: Rachel Rodríguez Rodríguez (concertino), Melissa Rosa Álvarez Collado y Arianna del Castillo Díaz tocaron los primeros violines, Carmen Rosa Contreras Berroa, Laura Leidy Rodríguez Sobrino, Rocío de la Regla Ríos Fernández hicieron sonar los segundos violines, y en las violas destacaron Gretel Marín Álvarez y Dayana Gómez Valdés. En el contrabajo estuvo Laura de la Caridad Altunaga Banguela.

Me tomo la licencia de concluir esta nota con una cita de John Mayer: “la gente quiere ver músicos tocando cosas que vienen de su propia mente y corazón, respondiéndoles en tiempo real². Eso ha sucedido en la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena, y es que la música ha conectado con las emociones de los espectadores de la mano de estas auténticas intérpretes del Ensemble en Spíritus.

1