Proyecto Palomas invita: Mi cuerpo es mi vida

Ana María Domínguez Cruz
26/10/2020

¿Cuánto de su vida importa de, desde y para su cuerpo? Con esta interrogante culminé el texto que, publicado en esta revista en marzo de 2019, anunciaba la próxima presentación del documental Mi cuerpo es mi vida, dirigido por Lizette Vila e Ingrid León.

El venidero 29 de octubre, a través de las redes sociales del Proyecto Palomas, casa productora de audiovisuales para el activismo social, y del Icaic, finalmente saldrán a la luz las historias de once mujeres y ocho hombres, sobrevivientes de diversas discriminaciones y expresiones de violencia.

El próximo 29 de octubre tendrá su estreno online el documental Mi cuerpo es mi vida, precedido de un panel
de expertos y con la posibilidad de sumarse al debate por varias vías. Foto: Tomada de Cubasí

 

Lizzete Vila, en conversación diáfana con esta reportera, asevera que “ellos y ellas, al final, no son los protagonistas, sino que ese rol lo juegan los miembros del público. Todos hemos sido víctimas de violencia, de todo tipo, y de cada experiencia de esas hay que desprenderse para seguir”.

Gracias al apoyo de la Embajada del Reino de los Países Bajos, el Fondo de Canadá para iniciativas locales, el Programa Equidad de Género Coincidencia Nacional, el Centro Félix Varela y otras instituciones, este audiovisual reafirmará la esencia de Palomas, vehículo y puente de emociones y fraternidades.

“Llevábamos años con este proyecto y ahora es el momento propicio para presentarlo, porque son tiempos en los que se sufre pero en los que hay que aprender a superar esos malestares con entereza. Aspiramos, como siempre, a rasgar los velos para que se muestren las personas que, quizás, tanto se han ocultado.

“Palomas trabaja con el círculo infinito, símbolo de la existencia humana, y además nos interesa promover la ciencia del lenguaje positivo, dice que hay que cuidarse.

“El cuerpo es tu primer territorio, tu primer espacio privado y público, el poder de decisión que tenemos con nuestros cuerpos. Nuestro cuerpo es el reservorio de todo lo que somos y en él se refleja el paso del tiempo. Proponemos… y esperamos”.

 “Aspiramos, como siempre, a rasgar los velos para que se muestren las personas que, quizás, tanto se han ocultado”, asevera Lizzete Vila. Foto: IPS
 

Previo al estreno del documental vía online, sesionará un panel integrado por la ginecobstetra Lucía Raysa Menéndez, máster en salud integral a la mujer; la máster en Estudios Caribeños Aracely Rodríguez Malagón; la máster en Psicología Social y Comunitaria Yohanka Valdés; el Doctor en Ciencias Históricas y creador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades Julio César González Pagés; la máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales Carla Vitantonio y el especialista en Accesibilidad Ernesto Fernández.

Luego de la proyección del documental, se promoverá el debate a través de las redes sociales y el grupo creado en WhatsApp nombrado Mi cuerpo es mi vida, al que debe unirse quien envíe su solicitud al correo palomasproyecto162@gmail.com o al teléfono 52969396.

Durante estos meses de nuevas dinámicas, debido a la propagación de la COVID-19, ¿cómo ha desarrollado su trabajo Palomas?

No hemos podido iniciar, con puertas abiertas al público, a las seis de la mañana como es habitual, pero hemos mantenido el desarrollo de varios proyectos. La pandemia nos ha enseñado mucho. Son momentos en los que hay que seguir acompañando a quienes más lo necesitan.

El 29 de marzo de 2012 creamos Fábrica de felicidad y continuamos con esa idea. Tenemos tres nuevos cortos: Producción de afectos, de solidaridad y de ternura… han sido tres cortos que hemos realizado en estos tiempos, cuyo impacto ha sido significativo, en la televisión cubana y a través de las redes sociales. Fue una hermosa experiencia.

“Son momentos en los que hay que seguir acompañando a quienes más lo necesitan”. Foto: Tomada de IPS
 

Ahora queremos hacerlo con la abuelidad, sus derechos y responsabilidades. Que sea un reconocimiento social y cultural de los abuelos y abuelas, merecido. Cuba es una abuela, sigue envejeciendo y hay que reconocer eso. Los actores Obelia Blanco y Enrique Molina serán los protagonistas y llevaremos el mensaje que, consideramos, es importante en estos tiempos en los que se avecina la aprobación de un nuevo Código de Familia.

Ellas, sus cuidados y sus cuidadores es otro proyecto en el que trabajamos. Es una realidad dura y prevalecen las mujeres en ese rol, desprovisto de reconocimiento social y de políticas públicas. La felicidad no es un derecho humano, pero es el pleno disfrute de los derechos humanos, y no siempre nos percatamos de lo que lastima nuestra felicidad.

Lizzete Vila ratifica que Palomas está dentro del proyecto social cubano, dentro del país que soñamos… cuidándonos, trabajando. “Nos enfocamos en visibilizar la violencia de género, la discriminación, la lucha por el respeto a los derechos sexuales, la garantía de la protección animal… Todo en cuanto nuestro aporte pueda ser valorado”.