Desde el 24 de enero y hasta el 27 próximo tiene lugar el I Taller de Conservación y Restauración de Bienes Patrimoniales,convocado por la Dirección de Patrimonio Cultural y el Gabinete de Conservación y Restauración de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH).

El encuentro, con sede en el Centro para la interpretación de las relaciones Cuba-Europa (antiguo Palacio del Segundo Cabo), pretende ser un intercambio de experiencias sobre las formas en las que se restaura y conserva el patrimonio cultural cubano en la actualidad.

Gladys Collazo Usallán, Directora de Patrimonio Cultural de la OHCH.

Una de las ganancias del taller es la diversidad de instituciones que participan, más allá de aquellas que pertenecen a la Oficina del Historiador, como el Museo de la Música, el Museo de Artes Decorativas y los centros de altos estudios de Cienfuegos y Matanzas, comentó en las palabras inaugurales Gladys Collazo Usallán, Directora de Patrimonio Cultural de la OHCH.

Además, el espacio se ha concebido con el principio de crear alianzas entre los ponentes y de socializar las investigaciones presentadas, con el fin de enriquecer la gestión del patrimonio cubano.

El propósito del taller es fungir como motivación a todas las disciplinas que intervienen, desde la praxis, en la conservación y restauración del patrimonio nacional.

La conferencia inaugural estuvo a cargo de la Dra. C. Lilia Martín Brito, una de las más reconocidas investigadoras del mueble cubano. En su exposición, la profesora titular profundizó en las características del mobiliario europeo, que llegó a Cuba en el período colonial, y en las particularidades del mobiliario cubano.

Asimismo, la académica insistió en que el estudio del mueble exige un trabajo multidisciplinar, en el que se involucren historiadores del arte, museólogos, conservadores, restauradores y otros especialistas del gremio.

Esta ponencia es consecuente con el propósito del taller: fungir como motivación no solo al estudio del mueble, sino también a todas las disciplinas que intervienen, desde la praxis, en la conservación y restauración del patrimonio nacional.