pelota

Paisano

“Nos vemos pronto en el Latino o en el Malecón (...) Y ojalá nos abracemos, paisano, sin rencores y respetando las diferencias”.

Silvio, Cepeda, el horizonte

“El Día de Reyes de 2017, por fin, le di la mano a Silvio Rodríguez. Y —a lo mejor, por un regalo que me hizo mi padre desde el cielo— el Día de Reyes de 2017 también le di la mano, por fin, a Frederich Cepeda”.

Mongo sí le sabía

“Hoy Mongo no está entre nosotros. Pero yo lo sigo viendo ahí, como en los últimos tiempos, en su silla, con el radio de pilas bien pegado a la oreja, metido de lleno en el play off”.

Pálpitos de arraigo: redonda en caja cuadrada

Omar Valiño
Alma de Cuba, en los momentos decisivos siguen el juego hasta quienes no son sus habituales en el estadio ni frente al televisor o a la escucha de la radio. Se aplatanó tanto que perdió el acento y, por supuesto, la tilde. Fue así tan criollo como beisbol y no anglo como béisbol. ¡Nuestra pelota! En este dossier —también jolgorio por los 20 años de La Jiribilla que tan sistemático espacio le ha brindado— puede seguir el rastro de tantísimos ecos del beisbol en nuestra cultura, textos que, a su vez, fecundan ese entramado propio.