Premio Nacional de Artes Plásticas

Pedro de Oráa: ni pintor ni escritor… artista

Reseñar el currículo de Pedro de Oráa es, en sí mismo un manifiesto de arte. El creador se burla de esquematismos y nomenclaturas segregacionistas y viene a comprobar que la pluralidad de disciplinas puede estar presente en un mismo autor, sin encasillarlo como literato o pintor a secas. Oráa es todo a la vez.

Pedro de Oráa en Orígenes

Este quehacer comenzó a hacerse visible en 1949 cuando un periódico capitalino recogió una muestra de sus versos junto a otros noveles creadores procedentes de Caibarién, el sitio de donde procedía la prolífica familia Oráa. Sin embargo, su verdadera entrada en el mundo letrado ocurre en 1952, cuando tres poemas suyos llegan a las páginas del número 32 de la revista Orígenes.

Elogio a Pedro

Hasta hace poco, Pedro, con más de 60 años de vida artística activa, corría el riesgo de que su larga y variada trayectoria creadora quedara relegada a una suerte de tierra de nadie, a la espera de ser reconocida por uno de los tantos gremios a los que lícitamente responde como hombre de la cultura.