Los testigos (cuento)

Los testigos

Cuando le conté a Polanco que en mi casa había una mosca que volaba de espaldas, siguió uno de esos silencios que parecen agujeros en el gran queso del aire. Claro que Polanco es un amigo, y acabó por preguntarme cortésmente si estaba seguro.

Edición Nro. 642 - Mundo para armar (24 de agosto al 30 de agosto de 2013)
Distribuir contenido