Transfronterizos/Transborders

Nahela Hechavarría
20/11/2020

Muchas son las fronteras físicas o mentales que nos rodean, coartando el libre accionar de nuestros cuerpos y anhelos; e igualmente infinitas son las maneras de traspasar los límites impuestos por ellas. En la historia de Estados Unidos de América las fronteras han sido cruzadas muchas veces tomando territorios habitados por culturas originarias o pertenecientes a otras naciones como México, de ahí que el cruce a la inversa de otros habitantes hacia el “Norte”, desde el “Sur”, pueda verse como una retribución kármica, diríase que consecuente. La presencia sostenida de poblaciones de origen y descendencia latinoamericano-caribeña en tierras norteñas ha supuesto una necesidad para muchos y, cualesquiera sean sus causas, es ya una realidad ineludible. La mirada desde y hacia el problema migratorio es pues compleja y tiene miles de aristas.

Sin embargo, la cultura latina en Estados Unidos, tan diversa como fértil, ha transitado por diferentes momentos de lucha (álgidos incluso hasta hoy) en la defensa de sus derechos y el reconocimiento como parte de la cultura de ese país. Cada una de las obras y artistas aquí seleccionados, pertenecientes a la Colección Arte de Nuestra América de la Casa, así como la invitación al fotógrafo chileno Luis Salvatierra, plantean el debate por el derecho a estar, a vivir, a producir y a ser reconocidos por su aporte imprescindible como comunidad. Las piezas apuntan a un camino donde los cuerpos, la memoria y la acción convergen como un todo necesario, no exento de contradicciones, de violencia, pero también de creatividad y sensibilidad. Transfronterizos, todos compartimos sus incertidumbres y la expectación tanto como la necesidad de afirmación. Transborders sí, más allá de toda frontera, como una sola América.