Venezuela vanguardia en la lucha mundial contra el racismo y la discriminación racial

Heriberto Feraudy Espino
25/11/2019

Recién acabo de regresar del Primer Congreso Internacional Afrodescendiente celebrado en la hermana nación suramericana, al cual asistí en compañía de las compañeras Maritza López McBean, de la Red Barrial Afrodescendiente y Maydi Estrada Bayona, profesora de la Universidad de La Habana, respondiendo a una invitación enviada por Diosdado Cabello, Primer Vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela.

El encuentro tuvo lugar durante los días 10, 11 y 12 de noviembre de 2019, en conformidad con lo acordado en el marco del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo y fue el colofón exitoso de las 113 Asambleas Territoriales realizadas previamente en todo el país y en las cuales se movilizaron y participaron 5 626 hombres y mujeres líderes de organizaciones comunitarias, colectivos, cofradías, líderes de partidos políticos, consejos comunales, cultores, maestros y otros. Asistieron al Congreso más de cien delegados e invitados internacionales representando a de cerca de sesenta países.

 Foto:  Tomada de Prensa Latina
 

La cita estuvo dirigida a fortalecer e impulsar acciones concretas para la erradicación del racismo, la exclusión y la discriminación. También para condenar y enfrentar la ofensiva estadounidenses y de sus aliados que pretende acabar con el ciclo de gobiernos progresistas en el continente a través de golpes de Estado, violencia política, medidas coercitivas unilaterales, bloqueo económico-financiero, amenazas de intervención militar y presiones de todo tipo.

Entre sus diferentes objetivos, el congreso se propuso:

Entre los principales acuerdos de este Primer Congreso de Afrodescendientes estuvo el de establecer una estructura que articule a todos los países participantes en el encuentro, así como la creación de un Centro Internacional de Investigación Sur-Sur Afrodescendiente, el cual tendrá su sede en Venezuela, según expresó el propio presidente Nicolás Maduro, durante la clausura del evento.

Hay que destacar el alto espíritu unitario y de solidaridad imperante en el Fórum y destacar especialmente la condena al artero golpe de Estado en Bolivia y nuestra exigencia de garantías para la vida del hermano Evo Morales.

Activistas y líderes antirracistas procedentes de Africa, el Caribe, Norteamérica y toda la región latinoamericana, en un clima de alegría y de efervescencia revolucionaria, se regocijaron del alto nivel de concientización y de compromiso imperante en el evento.

Cabe señalar la activa participación durante todo el congreso de los compañeros Aristóbulo Istúriz y Diosdado Caballero, así como el caluroso recibimiento que nos ofreció Maduro durante el acto de clausura en el Palacio de Miraflores.

Al iniciarse la apertura del acto inaugural, los organizadores del evento me solicitaron que hablara a nombre de todos los delgados al congreso y así lo hice a nombre de la UNEAC.

Ojalá que este evento contribuya a que gobiernos, partidos y movimientos sociales de América tomen conciencia plena de la importancia de nuestra lucha por la erradicación definitiva de todo tipo de racismo y discriminación en nuestras sociedades.