Ver La Red Avispa desde Cuba

Javier Gómez Sánchez
16/9/2020

Probablemente el más valioso aporte del espacio televisivo Solo la verdad y de su presentador, el periodista Jorge Legañoa, al mostrar ante el público cubano la película La Red Avispa (Wasp Network), haya sido demostrar que toda obra cinematográfica puede, y debe, ser presentada en la televisión cubana. Incluyendo aquellas que requieren de una introducción tan informativa como crítica.

Cartel de la película. Foto: Cortesía del autor
 

Solo la verdad ha sabido aprovechar un creciente número de obras cinematográficas, concentrado en un objetivo: transmitir recursos para una compresión más profunda del funcionamiento de la sociedad estadounidense, lo que en gran medida equivale a conocer diversos factores que desde ese país han influido en nuestra historia y actualidad como cubanos.

No desde una crítica despolitizada, sino desde aquella que, por su posicionamiento ideológico, busque precisamente el máximo nivel de capacidad intelectual a partir de un planteamiento político. Muchos de los que habían visto ya la película, en copias de variada calidad descargadas de Internet, en las pantallas de sus computadoras o televisores, con la posibilidad de parar la reproducción y volver a ella en otro momento, indudablemente recibieron, con la presentación de la película, un plus de calidad que, más que complementar, elevó la utilidad de la experiencia de verla en televisión, un medio que hoy debe competir con las cada vez más diversas y dinámicas vías digitales de recepción de contenidos.

Los aspectos generales de la película son conocidos: Estrenada en 2019, fue dirigida por el francés Olivier Assayas a partir del libro Los últimos soldados de la guerra fría, de Fernando de Morais. El filme intenta reflejar, de la forma más abarcadora posible, la historia de la red formada por agentes de inteligencia cubanos dedicada a penetrar, durante la década del 90, a las organizaciones terroristas en Miami, y enviar a Cuba información que ayudara a frustrar las acciones planeadas por estas.

El largo proceso judicial, el tiempo cumplido de la condena, los esfuerzos por su liberación y finalmente el regreso de los miembros de la red que se negaron a colaborar con las autoridades estadounidenses, conocidos como Los Cinco, unidos a la consigna de “іVolverán!”, que tuvo un reflejo omnipresente en los medios de comunicación, llegaron a convertirse junto al proceso del niño Elián González ─aunque este mucho menos prolongado─ en un elemento en la cultura popular de la Cuba de la primera década del siglo XXI.

La película está basada en el libro Los últimos soldados de la guerra fría, de Fernando de Morais. Foto: Internet
 

Es imposible exigirle a una película la máxima fidelidad a todos los detalles de una historia real. Mucho menos que un filme realizado desde una mirada extranjera contemple nuestra historia reciente y nuestra realidad de la misma manera en que lo haríamos nosotros.

Tampoco se puede pretender que toda obra que se acerque a Cuba, desde una visión que aunque general, indudablemente busca ser de comprensión hacia el conflicto internacional histórico entre nuestra nación y su poderoso vecino estadounidense, o hacia el conflicto social propio de la revolución, no menos histórico y en ese entonces bajo las duras condiciones del Período Especial ─que una parte de los espectadores cubanos de hoy no vivieron─, coincida absolutamente con nuestro criterio, o que utilice los mismos términos.

Pero en el caso de La Red Avispa es indudable que la experiencia colectiva que tuvieron miles de televidentes al verla, con la conciencia de que otros miles se encontraban también ante sus televisores ─valor y placer social que aún nos da la televisión y que ahora se multiplica al combinarlo con las redes sociales─, el saldo ha sido incuestionablemente positivo.

Otras películas que tocan aspectos que nos resultan sensibles como sociedad esperan por la misma suerte que ha tenido en nuestra televisión La Red Avispa. Varios espacios existentes, dedicados la cinematografía, cuentan también con la capacidad de hacerlo y lo han demostrado.

El cine y su asimilación crítica son recursos de utilidad indudable para reflexionar sobre diversos fenómenos que no dejan de ser significativos para el público cubano, como pudiera ser, por solo citar uno, el colapso, derrumbe y realidad posterior del antiguo Campo Socialista, tema sobre el que ya existe una cinematografía reflexiva acumulada por directores de varios de esos mismos países.

Las palabras clave para el acercamiento que se ha hecho en la televisión cubana a La Red Avispa, no desde el prejuicio sino desde esa misma capacidad reflexiva que puede aplicarse a otros filmes, nos son aportadas por uno de los protagonistas reales de esa historia, el Héroe de la República de Cuba René González, en una entrevista a propósito de la exhibición de la película en La Habana, durante la pasada edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano: Yo creo que los realizadores hicieron un trabajo honesto. Obviamente, entre ellos y nosotros hay diferencias filosóficas, pero a mí me parece que el público cubano está muy bien preparado para asimilar esas diferencias filosóficas y ver la esencia de lo que se está contando”.

Gracias René por eso y por todo lo demás. A Los Cinco y sus familias. Definitivamente.