El comienzo

 

Cuando Ariala Mendieves abrió las piernas, el hombre que estaba frente a ella rompió a llorar.

 

Desechos

 

Qué bien cuando se me acerca y me pregunta por ti, y es cuando yo le contesto, ¿quién?

 

Águila

 

El águila subió a la cima de la montaña sin saber que había volado y mucho menos, hacia la cima de la montaña.

 

El homicida

 

La piedra no sabe que es piedra, pero yo sí.

 

El duelo

 

Los dos hombres se encontraron justo donde termina la amistad.

 

Escritor

 

Aquellos tres se cansaron de escribir novelas y comenzaron a vivirlas.

 

Un escritor

 

Se dijo: dejaré de escribir. Y empezó a vivir.

 

Fiction Writer

 

Una computadora lo puede hacer todo, absolutamente todo. Pongo un ejemplo: este cuento.

 

Utilidad de la sabiduría

 

El niño nació sin saber nada. Mientras crecía fue necesitando regresar a ese estado primigenio del que ya se estaba alejando para siempre.

 

Corredor

 

El moribundo se dio cuenta de que al morir todo parece quedarse atrás, muy atrás, y que es imposible volver a alcanzarlo.

 

Lo elemental

 

Una casa sucede a otra en toda una manzana, a menos que se viva en el desierto y no hallan casas.

 

Ave Fénix

 

Una foto no hace a un Hombre, pero cuando esa foto lo muestra en su pasado, el Hombre se hace Hombre sobre sus cenizas.

 

Moraleja

 

Una mujer y un hombre podrán desconocerse sin que ocurra una desgracia, pero si en la desgracia llegan a desconocerse, todo estaría perdido.

 

Alevosía

 

De nada sirve escribir estos cuentos si tú no me vas a leer porque él te está contando al oído mejores cuentos que un día escribí solo para él.

 

Nacido

 

Tengo que aprender a vivir con mi cuerpo.

 

Árbol de espina

 

No podré tener hijos, pero ya me he asegurado de que el resto de ustedes tampoco.

 

 

Ficha
 
Vasily Mendoza Pérez. Narrador y ensayista cubano. La Habana, 1976. Miembro de la UNEAC y presidente de la filial de Escritores de Ciego de Ávila. Se desempeña como diseñador de Ed. Ávila. Egresado del primer curso del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”. Graduado de Artes Plásticas en 1990 en la EVA de Ciego de Ávila. Cumplió misión internacionalista en la República Bolivariana de Venezuela (2010-2012). Entre otros reconocimientos ha recibido el Premio de novela corta “Emilio Ballagas” de Camagüey (1999); Premio “Fundación de la Ciudad de Santa Clara” (2000); Premio de narrativa “Casa del Viento 2001”, de Ciego de Ávila, y el Premio Nacional de Narrativa “Eliseo Diego”, Ciego de Ávila, 2006.