Con su aire dulce, casi aniñado llegó Flora Fong hasta el Centro de Arte de la ciudad de Holguín como parte del programa de la XXV Edición de las Romerías de Mayo. El Caribe Ming: Imagen, caligrafía y verso, es la propuesta de la artista plástica que se inserta dentro del espacio Babel, con una muestra de su más reciente obra.

 La obra recuerda que los grandes calígrafos eran los grandes intelectuales
de esa época Ming. Fotos: Julio César Leyva
 

Yurisel Moreno Zaldívar, directora del Centro de Arte, quiso en las palabras de inauguración compartir con los presentes la crítica hecha por Luis Álvarez, Premio Nacional de Literatura 2017. En ellas el escritor y Profesor Emérito de la Universidad de las Artes destaca que “Flora Fong construye esta exposición desde una perspectiva de transculturaciones, de modo que El Caribe Ming se nos presenta como un diálogo implícito entre signos y modos de expresión”.

La expo cuenta con 15 piezas elaboradas con la técnica de acrílico sobre lienzo, acompañadas en su totalidad por poemas que transportan al público hasta esa simplicidad a la vez maravillosa, de la legendaria cultura china y su legado a la humanidad.

En las obras se puede apreciar según la propia Fong, “la profundidad de esa visión sobre la caligrafía, la imagen y el uso del pincel. Además, recordar que los grandes calígrafos eran los grandes intelectuales de esa época Ming. Por lo que desde esa perspectiva se ha manejado la referencia y el contrapunteo desde el Caribe. Es sin dudas una suma de elementos nuevos en mi obra, como es la incorporación del poema, que la enriquece y le da valor al legado de la cultura china”.

 Inaguración de exposición Caribe Ming: Imagen, caligrafía y verso en centro de Arte
 

Sobre este particular hace referencia Luis Álvarez cuando expresó que “el refinamiento del trazo y la delicadez con que se interrelacionan los colores nos descubren ángulos imprevisto de la realidad”. Añade además que “en esta exposición brevísima la artista proyecta una fuerza y una lucidez renovadas: al expresar el sello esencial de sus visiones sobre la transculturación, también se autorretrata, ensimismada y sagaz, enamorada siempre de sus múltiples raíces.”

Quienes conocen la obra de Fong saben de su singular manejo de las tradiciones de la cultura china implicadas y extrapoladas hasta la insularidad misma de Cuba. Muestras como Ancestros y Platanales así lo revelan donde el uso del color en armonía con la espiritualidad subyacente,  convierten a la camagüeyana en una exponente indispensable dentro del panorama pictórico de la Isla.

La crítica especializada ha catalogado esta muestra como un ejercicio de maestría y sensibilidad dado sin dudas en el tratamiento de la composición en la que se percibe un fino tacto y amplio dominio a la vez que involucra elementos como el viento, las palmas, la lluvia en una mezcla de sensaciones y emociones que no dejan inmune a quienes detienen su vista sobre el lienzo.

En cada trazo, en cada línea parece que uno descubriera nuevas maneras de sentir y entender la realidad circundante y cotidiana, pero que Flora convierte es poético trazo para quien quiera adentrarse en el misticismo de su obra.

Sin dudas una oportunidad única para los que por estos días se encuentran en la ciudad de Holguín, capital del arte en estas Romerías de Mayo que este año arriban a su edición 25.