Vale la pena conversar de los aciertos, aún sin formación musical, que ha tenido Israel Rojas y por consiguiente, la banda que dirige, meses después de recibir el Gran Premio Cubadisco 2017 y mientras asume la producción de algunos trabajos de otros artistas.

No pueden quedarle arrepentimientos a Israel Rojas…

No, ninguno… Escucha la canción “Sin arrepentimientos” del disco Sobreviviente. Ahí tienes la clave.

foto del cantante cubano israel rojas
“Nunca pensé que Sobreviviente se llevara el Gran Premio Cubadisco 2017”. Foto: Cubahora


¿Estás seguro?

Hay que vivir así, hay que saber perdonarse, evaluar lo que no salió bien y seguir adelante. En todo caso, la respuesta a esa pregunta está en la canción que le da título al disco.

Más allá de tus propios discos, ¿cómo asumes la producción de otros proyectos sin tener formación musical?

Por no ser músico de escuela, para mí es una alegría más que un trabajo. Mi producción musical consiste en saber escoger cuáles son los músicos correctos para las canciones correctas que les quedan bien a los intérpretes. Esa sabiduría de la organicidad que me ha dado participar en la producción de los discos de Buena Fe, la he puesto en función de los demás.

Lo más reciente en ese sentido fue el disco del joven cantautor Luis Franco, a quien le tengo mucha fe porque tiene un trabajo loable. Ahora preparamos la producción de Gabriel Reyes con Casabe, un proyecto interesante dentro de la estética de la música electrónica en Cuba. Otros creadores están interesados y yo estoy encantado de contribuir humildemente en que los proyectos que creo pueden triunfar, avancen. Las canciones viven en el corazón de la gente, y hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para no dejar que muera el interés de los músicos por hacerlas.

Uno se atreve a muchas cosas. Por ejemplo, asumiré la conducción de Música a la carta junto al cantante Alain Daniel, una propuesta de Canal Habana para el verano. Y tampoco tengo formación para ello, lo aprenderé por el camino.

Y a tanto uno puede atreverse que, sorpresivamente, les llega a Buena Fe el Gran Premio Cubadisco 2017…

“Cuba es un país lleno de músicos, de grandes músicos del jazz, de sinfónicas, con contenidos artísticos tremendos, de rumba… Nunca pensé que Sobreviviente se llevara el Gran Premio Cubadisco 2017. Sin dudas, fue una inmensa alegría.

“Con el tiempo nos dejamos de ingenuidades y renunciamos a esos sueños que te pueden llevar a la frustración. Sucede que es muy difícil que una agrupación como Buena Fe, que no es exactamente un cantautor sino dos cabezas y cuatro manos, acompañados por una banda que hace algo más que rock and roll, encuentre una categoría en los premios internacionales. No existe una estructura establecida como para que podamos pensar objetivamente en Grammy y esas cosas. Ese no es el camino, lo aprendimos con el tiempo.

“Por eso aspiramos a un premio Cubadisco, que es lo máximo a lo que puede aspirar un músico cubano que hace canción de autor, en tanto tal y como está hoy estructurada la industria de la música. Lo más alcanzable era que un premio como ese nos llegara algún día, y nos alegramos de que haya llegado, aunque la mayor sorpresa fue que vino con el disco Sobreviviente, te lo digo con honestidad.

“De todos modos es un buen disco, interconectado con otros universos artísticos. Por fortuna, desde que le dimos forma tuvimos claro que algunas canciones pedían a gritos la participación de amigos que le darían sustancia al disco. Ese es el caso de Frank Delgado, de Vicente Alejandro Trigo, Luna Manzanares, primera mujer que graba con nosotros, y el maestro Silvio Rodríguez. Además, los premios casi siempre ayudan en la promoción. Apenas salió el disco en marzo, y debemos reiniciar ahora toda la campaña para que el público lo conozca más.

“Creo que Cubadisco, como el resto de los eventos que se desarrollan en el país con carácter competitivo, ejerce casi siempre una influencia positiva en la formación del gusto del gran público. Por mi parte, creo profundamente en el valor del trabajo colectivo y la búsqueda de la mayor calidad artística posible, independientemente de los certámenes y eventos. Lo importante es que los jurados tomen la decisión correcta pues, a veces, aunque se afanan siempre por ser justos, toman decisiones subjetivas y polémicas de cara al futuro. A veces puede hacer mucho daño a un creador y a su obra un premio inmerecido”.

Sobreviviente les trajo la alegría del Gran Premio Cubadisco 2017 al mismo tiempo que sufrían la pérdida del guitarrista Dayron Rodríguez.

Ese día, 13 de mayo, será inolvidable para nosotros. Tenía preparada una sorpresa muy grande para los músicos después de recibir el premio en la gala y terminar con un compromiso que teníamos. Era la víspera, además, del Día de las Madres. Estábamos felices porque disfrutábamos de un momento importante en nuestra carrera. Lo triste fue que esa misma madrugada falleciera Dayron, nuestro guitarrista eléctrico. Fue un golpe tremendo para nosotros.

Murió justo cuando estaba alcanzando la madurez musical como creador de sus propias obras. Fue el arreglista del tema “Viaje” para el disco de igual nombre del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona y también el arreglista de “Traidora”, el tema de Leoni Torres que popularizan Gente de Zona y Marc Anthony. Nuestra versión del tema “La canción más hermosa del mundo”, incluido en el disco La Habana canta a Sabina, no solo fue su arreglo, sino que lo grabé en el estudio casero que él había construido a su medida. Juntos, él y yo, acabábamos de terminar toda la producción del disco de Luis Franco, un joven cantautor muy talentoso. Realmente estaba en su mejor momento.

La mejor manera de recordarlo es seguir adelante. Hemos acompañado a su familia en estos días, pero debemos seguir adelante por el bien de la propia música que Dayron defendió y por el bien de nosotros mismos y del público que no nos perdonaría que nos detuviéramos ante un golpe de este tamaño.

Un nuevo miembro en la banda ya fue presentado al público…

Sí, luego del fallecimiento de Dayron tuvimos que reorganizarnos como grupo y pensar en quién podía ocupar su lugar. Se presentaron varios músicos a las audiciones, y Yibrán Rivero superó esa prueba. Es un muchacho que ya había trabajado con nosotros en discos anteriores, buen guitarrista, tresero, que está ahora adentrándose en la guitarra eléctrica y es egresado del ISA. Viene de la banda D’CoraSon y su experiencia lo ha hecho crecer.

Hace poco más de un año, Dayron nos sugirió que él podía sustituirle. En aquel momento él sufrió el primer infarto pero decidimos esperar por su recuperación y reincorporación al grupo. Yibrán es un gran músico, tremendo compañero, y en poco tiempo logrará defender el trabajo que hemos comenzado hace 18 años.


“La mejor manera de recordarlo es seguir adelante”. Foto: YouTube


Hasta el momento, ¿qué es lo que no ha salido bien en tu carrera con Buena Fe?

Sin duda alguna hubo cosas que pudieron ser mejor. La vida no es como uno quisiera. Hay muchas cosas que si vuelvo a pasar por ellas con el conocimiento que tengo ahora, lo hubiera hecho diferente. Hubo canciones que pudieron integrar un determinado disco y otras no. Pero no tengo arrepentimientos. Lo hecho, hecho está. De eso se trata la vida, de saber evaluar con dureza y críticamente lo que no salió del todo bien y pensar en el próximo paso. Creo que la huella, mi obra, está ahí.