Le interesa experimentar y sobre todo, tocar el corazón de quienes escuchan su música. Guiarlos, si se quiere, hacia un elevado nivel de espiritualidad en el que sientan, vibren, se contagien con el poder de todas las artes juntas. Su pretensión mayor, si pudiera definirse, es transmitir sentimientos a partir de las diversas formas que el sonido puede tomar en conjunción con las artes visuales, por ejemplo, y otras manifestaciones.

Alberto Lescay

 

No es un concepto que irrumpe ahora en el camino del multinstrumentista Albertico Lescay. Esta fue más bien fue la idea primigenia al fundar su proyecto Formas y es el concepto en torno al cual compone, arregla y crea en sentido general. Es precisamente la continuidad de ese precepto la que se disfruta en su nuevo disco Escape, que será presentado en concierto el 2 de junio a las 7 de la noche, en la sala de teatro del Edificio de Arte Cubano en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Desde la visualidad del álbum hasta cada acorde de los temas que lo integran, Lescay percibe que su filosofía de vida está intacta. Por eso está feliz de todo lo que ha sucedido hasta la fecha durante la concepción del álbum, y las expectativas que se tienen en Cuba y en otras partes del mundo.

“El diseño estuvo a cargo de Ernesto Niebla, a quien admiro mucho y a quien le agradezco, además, lo que logró con Escape. A partir de las fotografías de René Rodríguez y la obra de mi padre, Alberto Lescay, inspirada en el tema “Escape hacia la luz”, Niebla fusionó el cuadro y mi rostro de tal manera que ni me lo explico ni quiero que me lo explique él… Tal parece que mi padre pintó mi rostro. Es precisamente esa unidad artística lo que quiero transmitir”.

Luego de un intenso y extenso trabajo para lograr tener listo el fonograma,  producido por la EGREM, ACDAM, Caguayo S.A. y Zona Jazz, Albertico Lescay irradia satisfacción.

“No puedo sentirme de otra manera, estoy realmente muy contento. Estuvieron conmigo los músicos que habitualmente me acompañan en Formas: Alain Ladrón en la batería, el guitarrista Adrián Pucheux, Degnis Bofill en la percusión y los pianistas que alternan, Andy García y Ángel Toirac. Pero tuve el privilegio inmenso de tener entre los invitados al saxofonista César López, la cantante Zule Guerra, el pianista Miguel Núñez, el tresero César Echevarría (El Lento), al representante del hip hop Rafael Bou “El individuo”, al gran maestro del bajo José Ernesto Hermidas, quien comenzó como un invitado especial pero ya es parte del proyecto. También estuvieron Irán Farías El menor en la percusión y Esteban Puebla en la guitarra eléctrica.

“Justamente Esteban Puebla es el producto musical del álbum y estoy muy feliz por ello. Lo he seguido desde niño, y además de ser una de las figuras principales de Síntesis, busca el equilibrio entre el folclor cubano y las sonoridades contemporáneas, y por ello nos conectamos tan bien. Tenerlo en este proyecto fue genial”.

Las etiquetas lo acomodan en la tendencia del AfroNuJazz, pero ante todo Lescay defiende lo experimental desde la integración. “El arte es integral, no puede fraccionarse. Mi padre así nos lo ha inculcado en la familia. A pesar de que el sonido, físicamente hablando, es la herramienta que usa la música, no podemos negar que el sonido transmite también imagen. Esa unidad completa es el concepto de la música que quiero hacer. Por eso el nombre de mi proyecto Formas, porque aparentemente el sonido no tiene formas pero trato de demostrar que sí las tiene. En mi dramaturgia incluyo otras manifestaciones como las artes visuales, el diseño, la danza, y otras técnicas de medios audiovisuales como el videoarte. Para mí el arte es una sola cosa”.

Tu proyección escénica, lo que se percibe en una presentación en vivo lo demuestra…

¿Sabes? Yo no trato de dar una visualidad de brillo o de gran virtuosismo. Me interesa mostrar que el sonido propiamente puede transmitir a través de cualquier medio sonoro.

Estudié en la ENA, en el ISA y eso me ha dado un bagaje inmenso para poder no solo transmitir la música con la trompeta, sino también con el piano, con el teclado o desde una computadora. Todos no son más que medios que me permiten llegar al fin.

No pretendo convertirme en un show que deslumbre. Lo que quiero es llegar al corazón de las personas de diferentes maneras con distintas sonoridades.

¿Después del concierto?

 Hay muchas expectativas con Escape. Quiero llevarlo a otras provincias, pero ante todo a Santiago de Cuba. En México nos esperan, también en Estados Unidos, en España… espero que pueda llegar a muchas personas.

Luego quiero continuar creando, madurando en la creación; disfrutar de este trabajo con mi público. Mantengo los espacios habituales de presentación en La Habana, en el Jazz Café y en el club La zorra y el cuervo, pero me interesa además crear nuevos espacios.

Escape estará además disponible en Spotify, iTunes, Google Play Music, Deezer, y el resto de las principales plataformas de música a través de la distribuidora digital Ditto Music.