Cuando el Kennedy Center Performing Arts de Washington D.C. abra sus puertas al festival Artes de Cuba el próximo 8 de mayo, alrededor de 400 artistas cubanos estarán en la capital estadounidense. De ellos, solo tres pintores residentes en la Isla tendrán la oportunidad de exponer en el prestigioso complejo cultural: Roberto Fabelo, Manuel Mendive y Roberto Diago. Con este último dialogó Arte por Excelencias, a propósito de la preparación para su próxima exposición internacional en el Atrium del Kennedy Center del 9 al 20 de mayo.


Foto: Tomada de Arte por Excelencias

 

¿Cómo llega a usted la convocatoria del Kennedy Center?

Los curadores del Kennedy ya tenían conocimiento previo de algunos creadores cubanos, y los curadores Gilda y Ronildo se interesaron porque participara en el evento con una obra que vieron. Se trata de “Historia permanente”, una instalación que estoy realizando. Ellos me dieron las medidas del espacio expositivo; es un gran hall que tienen 15 x 8 metros. A partir de ahí empecé a levantar la ciudadela que incluye videos y sonido. En mi caso voy con una sola pieza porque es muy grande.

Tan solo tres pintores residentes en Cuba llegarán a este festival sin precedentes para la cultura cubana. ¿Qué representa esto en su trayectoria artística?

Es un festival histórico para mí, por la relación específica en estos momentos entre ambos países. El solo hecho de tener que ir a México a buscar la visa es triste, teniendo ese gobierno una embajada aquí en La Habana. Pero bueno, vamos a dialogar porque una vez más está el arte extendiendo una mano de paz.

¿En qué otros proyectos se encuentra inmerso?

Estuve en Zona Maco con la Galería Collage Habana. Ahora estoy trabajando: mi proyecto siempre es trabajar, es lo que hago. Trabajo, trabajo y después expongo. También voy a exponer en Trinidad. Acabo de regresar de una muestra personal en Charleston, Carolina del Sur. Tengo otra exposición en octubre en el Museo de Miami y un proyecto grande que voy a hacer con niños, aquí en el solar La California. 

Graduado de Pintura en la Academia San Alejandro (1990), Juan Roberto Diago es también escultor e instalacionista. Se desempeña como Profesor Consultante en la Universidad de las Artes. Ha llevado su sello artístico a Francia, Alemania, Portugal y a varias ciudades cubanas. En 2017 presentó la muestra individual Diago: Los pasados de este presente afrocubano en los predios de la Universidad de Harvard, convirtiéndose en el primer cubano que exponía en dicha institución.

El artista ha sido merecedor de galardones en diversas oportunidades, entre ellos la Distinción por la Cultura Nacional, otorgada por el Ministerio de Cultura de la República de Cuba (2002), el Prix Amédée Maratier (1999) Remis par la Fondation Kikoïne sous l´ égide de la Fondation du Judaïsme Français, otorgado por primera vez a un artista latinoamericano y el Premio Especial Raúl Martínez, otorgado también por vez primera por la Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz para destacar la trayectoria de un artista de la plástica menor de 35 años.
 

Tomado de Arte por Excelencias.