Canto a la Esperanza: un concierto para los afectados por el tornado

Félix Bolaños Leyva
19/2/2019

Las expresiones de solidaridad de los artistas cubanos con los afectados por el tornado que azotó varios municipios de la capital el pasado domingo 27 de enero, siguen produciéndose de disímiles maneras. Decenas de manos continúan extendiéndose hacia quienes padecieron pérdidas y dolores, una cadena que continúa hasta hoy.

La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), que se cuenta entre las primeras  agrupaciones en acercarse a las zonas devastadas para entregar donativos y compartir con los vecinos, realizó recientemente una nueva iniciativa. El concierto especial: Canto a la Esperanza, oficiado en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, con el auspicio del Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música de Concierto, se originó con el noble propósito de donar el importe de total de la venta de entradas y contribuir a financiar la recuperación. 

“Cada gesto de apoyo y ayuda es un mínimo instante de contrapunto entretejido con intensidad de solidaridad y amor, en un renacimiento armónico de la ciudad y sus gentes dañadas”, afirmo Víctor Fowler en las palabras de introducción al concierto. El reconocido poeta y ensayista expresó, además,  que:

“La confluencia de todo ello en una misma voluntad creativa de restañar heridas, de devolver paz, cariño y seguridad a quienes tocó padecer ese despliegue de fuerzas de la naturaleza, semeja la progresión sonora de un tema: la vida que regresa, que renace. Estos sonidos de la solidaridad y el amor, del trabajo y la respiración del país y de sus gentes, complacen, dignifican, y son arte también. Es un honor, y se siente orgullo, ser parte de un pueblo como este que enfrenta la adversidad y adelanta las curaciones. Gracias Cuba por la oportunidad de sentir tu fibra rebelde y de servirte”.

Con la dirección musical del maestro Enrique Pérez Mesa, el concierto se inició con una artista invitada: la flautista suiza Antipe d´Stella, acompañada de la clarinetista cubana Maribys García, quienes ejecutaron la “Tarantela” Op. 6, de Camille Saint-Saëns.

Le siguieron las destacadas vocalistas Lucelsy Rodríguez, Johana Simón y Milagros de los Ángeles, cuyas interpretaciones de piezas del repertorio clásico cubano —obras de Ernesto Lecuona, Gonzalo Roig y Rodrigo Prats— fueron largamente ovacionadas por el público que colmó la platea de la Sala Avellaneda.

La segunda parte de Canto a la Esperanza fue concebida con obras de la música popular. En la hermosa voz de Annie Garcés encontraron una nueva emoción  "La Bayamesa", de Sindo Garay, y "Oh! Melancolía", de Silvio Rodríguez.

Annie Garcés y el coro Solfa cerraron el concierto con “Venga la esperanza”, de Silvio Rodríguez
 

"Si me faltara tu sonrisa" fue el tema escogido por Liuba María Hevia para iniciar su presentación, que cerró  con "Dame la mano", de Teresita Fernández, acompañada por el coro infantil Solfa. Liuba, todavía convaleciente de una operación oftalmológica, hizo un esfuerzo para no dejar de participar en un suceso cultural como este, —fundamentalmente por lo que representa—.

Dueña de un amplio registro vocal, Luna Manzanares le aportó su carisma y elegancia a “Habáname”, de Carlos Varela, y “Silencio”, de Rafael Hernández. Osdalgia hizo gala de su dominio escénico, talento y estilo, en una versión de "Te extraño", de Armando Manzanero y "El manisero" de Moisés Simons.

A continuación La novia del feeling, Omara Portuondo, sentó cátedra de canto con "Siboney", de Ernesto Lecuona, y "Veinte años", con letra de Guillermina Aramburo y música de María Teresa Vera. La también diva del Buena Vista Social Club, pese a su edad, conserva las habilidades vocales que le permiten moverse entre las notas más altas con la brillantez y el estilo acostumbrados. 

La participación de Omara parecía el cierre perfecto del espectáculo, pero Enrique Pérez Mesa tenía una última sorpresa. Hizo regresar al escenario a Annie Garcés y el coro Solfa para interpretar un tema muy a adecuado a las intenciones del concierto, "Venga la esperanza", de Silvio Rodríguez: “Venga la esperanza, venga sol a mí / lárguese la escarcha, vuele el colibrí / hínchese la vela, ruja el motor / que sin esperanza ¿dónde va el amor?”

La cantante lírica María de los Ángeles interpretó obras de Lecuona y Gonzalo Roig.
Foto: Cortesía del autor

 

Luna Manzanares estrenó una versión del tema “Habáname”, de Carlos Varela
 
 
Omara Portuondo conserva las habilidades vocales que le permiten moverse entre las notas más altas
con la brillantez y el estilo acostumbrados