El 37 Festival Internacional Jazz Plaza comenzó por todo lo alto con el concierto de lujo del joven pianista Rodrigo García Ameneiro en la sala Covarrubias del Teatro Nacional. Sobre el escenario expusieron su talento varios de los mejores pianistas cubanos.

El espectáculo Confluencia de pianos incluyó como invitados a músicos consagrados como Frank Fernández, Manolito Simonet, Alejandro Falcón, Brayan Álvarez, Roberto Luna, Andrea y Adriana López-Gavilán, Andy García y Gastón Joya. Esta suma de talentos devino en una suntuosa presentación disfrutada por una sala llena de espectadores. El concierto fue interpretado a dos pianos y acompañado de la Orquesta de Cámara de La Habana, dirigida por la reconocida Daiana García.

Más que una joven promesa del piano, Rodrigo García constituye una evidencia fehaciente de virtuosismo. Fotos: Iván Soca.

Sobre la velada Rodrigo comentó en entrevista exclusiva a La Jiribilla: “A lo largo del año, siempre estoy preparando nuevos proyectos y componiendo temas. Este es un espacio para demostrar el trabajo de un año de recorrido. El Festival Jazz Plaza cada vez es más importante, siempre hay personas deseosas de venir. Esta edición ha sido extremadamente difícil por el tema de la pandemia, por todo lo que ha pasado. Aun así, se ha podido. La organización del Festival ha estado magnífica y agradezco haber tenido la oportunidad de estar una vez más en el Jazz Plaza, en este gran escenario con el primer concierto de aquí del teatro, estoy que no quepo de la felicidad”.

Sus presentaciones en las diferentes ediciones de los festivales Jazz Plaza ya resultan habituales. García representa más que una joven promesa del piano, constituye una evidencia fehaciente de virtuosismo. Le queda pendiente el estreno oficial de su primer disco como pianista solista, producido por Daiana García y Aldo López-Gavilán. El disco, bajo el sello de Producciones Colibrí, no ha podido interpretarse en escenarios nacionales, debido a las limitaciones que ha impuesto la pandemia.

Sobre su más reciente fonograma, explicó el autor: “Realmente en esta ocasión no presenté ninguno de los temas que estaban en el disco. En el CD hay temas con Rolando Luna, Aldo López-Gavilán, Alejandro Falcón, Cucurucho Valdés, Harold López-Nussa, pero ninguno de esos temas los tocamos en el concierto porque este es un proyecto diferente. Generación para mí es especial porque es el primero como solista y porque ha sido tremendo contar con estos compositores y con su amistad”.

“Uno nunca sabe qué es lo que está por venir. Pienso que la tarea está en seguir soñando, generando proyectos, continuar estudiando, escuchando música y seguir aprendiendo…”.

El joven pianista atesora varios reconocimientos relevantes, entre ellos el premio a la mejor composición del Stanford Jazz Workshop 2016; primer lugar en el concurso internacional Vivo (2018) en el Carnegie Hall de Nueva York; premio especial en el certamen Grand Prize Virtuoso Ámsterdam (2019) —también de carácter internacional—, junto a la violinista Tania Haase, con quien conformara entonces el dúo Espiral; segundo premio en el concurso provincial de piano Amadeo Roldán; así como el primer premio en el Concurso Musicalia Internacional de Piano (2019), evento en el cual se agenció además el lauro a la interpretación de música cubana. Además, el pasado año conquistó el gran Premio del Rocky Mountain Musicn Competition —junto a la violinista polaca Rozalia Bryla—, entre 108 concursantes provenientes de las más disímiles regiones del mundo.

“Uno nunca sabe qué es lo que está por venir. Pienso que la tarea está en seguir soñando, generando proyectos, continuar estudiando, escuchando música y seguir aprendiendo de todas estas personas que vinieron hoy y otras que no pudieron asistir. Cuba es un manantial de música y de pianistas talentosos; no tuve el honor de tener a todos aquí, pero estuve muy contento porque este concierto fue una manifestación del pianismo”, comentó García sobre el devenir de su carrera musical.

El concierto concluyó con la presentación del grupo Ceda el Paso, dirigido por el propio Rodrigo. Sobre el escenario interpretaron el tema “Mi danzón”, título que alude a las modificaciones rítmicas que el autor le aportó al género original.

Rodrigo integra la Red de Artistas ÚNETE del Sistema de las Naciones Unidas a favor de la no violencia contra las mujeres y niñas, y también es Embajador de la Red iberoamericana y Africana de Masculinidades.

2