Editoriales de provincia: ¡con Sed de Belleza!

Mairyn Arteaga Díaz
22/2/2018

Casi al final de la conversación Déborah García, editora del sello Sed de Belleza, de Villa Clara, afirmará que si por algo se debe elogiar a las editoriales de provincia es por constituir sostén de la naciente literatura en todo el país; pero ahora, su memoria viaja 18 años atrás cuando comenzó a trabajar en una institución aún incipiente y que ha tenido un crecimiento palpable desde entonces.


 Nuevas publicaciones de Sed de Belleza están cada año presentes en la Feria del Libro en Cuba.
Fotos: Arelys María Echevarría Rodríguez
 

“Sed de Belleza” surgía el 24 de febrero de 1994 adscrita a la Asociación Hermanos Saíz (AHS) villaclareña y en la propia Casa del Joven Creador se bautizaba con el libro Es bueno recordar a Tebas, del escritor del patio Carlos Galindo Lena.

Su empeño desde entonces ha sido  seleccionar lo mejor de la literatura joven que se produce en la región y contribuir con supromoción y divulgación, sin que falten en su catálogo volúmenes reconocidos,  incluso hasta algunos clásicos de las letras universales.

Con un prestigio ganado a lo largo de los años “Sed de Belleza” regresa cada almanaque como protagonista, uno de ellos, de la Feria del Libro en Cuba, tanto internacional como territorial, un evento para el que, si bien en esta edición existieron algunas dificultad es desde la impresión de los textos, se erige como el momento más importante del calendario para la Casa Editora.

En entrevista con Idiel García, al frente del sello, se supo que, como consecuencia de la escasez de papel, este 2017 la cantidad de volúmenes no fue la acostumbrada, no obstante, los esfuerzos y la calidad de los que lograron salir no se minimizó en lo absoluto.

Ya en el foro de La Habana el público tuvo a su disposición siete textos de “Sed de Belleza”: Hasta el fin del mundo, de Manuel Sánchez, autor del patio residente en Galicia y que aborda de una manera amenay dinámica el tema del Período Especial en la Isla; Círculos en la arena, novela fantástica, especie de homenaje a Dora Alonso, del escritor Maykel Casabuena; y Alucinado Son de Tuba, una novela social que refleja el tema de las favelas en Brasil, de Frei Betto.

Además de La primera vez que te vi y otros cuentos, edición debutdel escritor argentino Juan Pablo Fiorenza y que —al decir de García— constituye orgullo para el sello editorial el tenerlo entre sus publicaciones; se contaron también el poemario El viejo, la casa y ellas, del pinero Yadián Carbonel; Brisas de Cuba, edición anotada depoemas del siglo XIX, de Fernando Hernández Echerri; y la antología de jóvenes escritores villaclareños, compilada por Sergio García Zamora y que con el nombre de La estrella en Germen tuvo el prólogo del poeta cubano Roberto Manzano.


Idiel García, al frente de la editorial Sed de Belleza,
que ya cuenta con un sólido prestigio a nivel nacional e internacional.
 

A estos títulos se sumarán para la fiesta de las letras en Villa Clara, prevista en el mes de abril, Gelatina y otras obras teatrales, de Rafael González, director del grupo Teatro Escambray; Reescribir el teatro, de Atilio Caballero, de utilidad para los jóvenes dramaturgos; y A las seis en punto, de Elizabeth Reinoso, novela fantástica para elpúblico infantil y juvenil.

Antes de La Habana, traducción ampliada y anotada del libro de la Condesa de Merlín, a cargo de Maykel Valdés Vivero; y Dicen los escritores de la generación 00, Premio Sed de Belleza 2017 de periodismo, de Yunier Riquenes y Sheila Valladares, entrevistas a noveles autores cubanos, componen las propuestas de la editorial que ya se prepara para el evento en el que como es costumbre será una de las anfitrionas.

Por 18 años Déborah García ha trabajado como editora en “Sed de Belleza” y ha visto crecer una casa que en aquellos tiempos publicaban o más que cinco libros y que se ha ganado un puesto en el sistema de ediciones cubano, precisamente por la calidad de edición e impresión que validan su labor, una característica similar a otros territorios.


Déborah García, editora del sello Sed de Belleza, confía en el talento joven del territorio.
 

Y es esto lo que hace que muchos autores ya reconocidos y con accesoa los sellos nacionales, regresen a las provincias, no solo porque la producción es inmensa sino por el renombre que han alcanzado las del interior y que no admiten ni la mínima comparación, apunta Déborah.

¿Quiénes si no son punteras en sacar a la luz las nuevas producciones? Porque las grandes editoriales publican generalmente loque ya está establecido y es importante que se conozca y divulgue y valore lo que ya está establecido, pero, ¿cómo se conoce lo nuevo?

He ahí, concluye Déborah, el papel protagónico de estas editoriales. Merecido, por cierto.