La Salahombres, aventuras y desventuras en Santiago de Cuba

Magda Iris Chirolde López
11/10/2019

Ahí estaba ella, carismática, alegre, educada, simpática, realizada y lista para cumplir uno de sus sueños en la librería Fayad Jamís, situada en el capitalino municipio de La Habana Vieja. Susana Camino vino por unos días de visita a Cuba, su hogar de siempre, aunque hace 30 años vive en Alemania.

Fotos de la autora
 

¡Cubana!, sí, ella asegura serlo ciento por ciento. Nada ha cambiado dentro de ella. Mantiene intactos sus recuerdos de la infancia, así como el amor y el cariño de sus padres en esa época, los mismos que recibe en cada visita a su país natal.

Ávida de conversar sobre uno de sus más preciados tesoros, Susana intenta mantener la calma. Espera que a la librería lleguen más personas para entonces comenzar a hablar acerca de La Salahombres.

Miriam es la protagonista de esta novela cubana, de nueve capítulos, ambientada en Santiago de Cuba. Ella y sus primas son bien conocidas en la tierra del fuego. Con los años cada una ha ganado un apodo que las ha marcado hasta estos tiempos.

Estela, la Pagahombres, ha pasado su vida entregándose a los hombres. Disfruta con prostituirse para pagarle a su novio. Llevar dinero a la casa es su trabajo, de lo contrario, su cuerpo estaría mellado de golpes.

A Yudi, la Dura, le fascina la conga, deja todo atrás por salir y dar lo mejor de sí. Para ella lo más importante es ahorrar dinero con el fin de participar en los carnavales santiagueros. Bebe más cerveza que un hombre, nada la detiene para irse a gozar.

Cecilia, la Perdida, no pierde tiempo. De una forma u otra manipula a este ser para escalar socialmente, mientras que la Salahombres les hace la vida imposible: los que se arriman a ella no tienen un final feliz.

Las anécdotas de vida de estas mujeres son diferentes, ¿qué las une?, el cariño entre ellas.

 

Contar una buena historia y que le llegara a los lectores era la principal quimera (y lo sigue siendo) de Susana Camino, la narradora, periodista y poeta, de esta novela. Obra literaria en la que se ven bien hilvanados cada uno de los hilos de su trama, con un lenguaje coloquial, pero no chabacano, donde se van descubriendo a través de los hechos y las acciones de los personajes mencionados el mundo marginal de una ciudad sin nombre.

Situaciones similares a las narradas también se dan en otras ciudades de la Cuba contemporánea, entre ellas los negocios ilícitos, robos, drogas y todo lo que este submundo trae consigo de violencia, prostitución, juego, en fin… el vicio desmedido de entes con mentalidad mezquina, quienes se creen inalcanzables y la vida los devuelve a la realidad, según lo escrito en la contraportada del libro.

¿Por qué Santiago de Cuba y no otro lugar? Nació en ese escenario, porque Miriam, el personaje principal, es nativa de esa ciudad y ella le abrió las puertas de casa a la autora para contarle su historia y las de sus primas, así como la vida en Santiago.

Susana Camino conoció mediante Miriam la gente, bailes y lugares tradicionales de la tierra caliente. Pudo escribir la novela y enriquecerla porque además se acercó a raíces y costumbres muy distintas a las de La Habana, algo que resultó increíble para la autora.

Basada en testimonios (elemento que distingue a Susana como escritora) construyó una novela a la que también le agregó una dosis de ficción. El resultado final es la aceptación del lector, quien en más de un ocasión se le ha acercado confesándole sentirse identificado con algunas de las historias narradas.

A pesar de que esta obra literaria cuenta un fragmento nada agradable de la realidad cubana contemporánea, Susana manifiesta que la gente ha reafirmado esa realidad, donde suceden hechos que solo ocurren en Santiago de Cuba, y a las personas de otras latitudes les ha servido como fuente de información y de conocimientos: ¿Cómo es la vida de una familia marginal santiaguera? ¿Qué se hace en las peleas de gallos?

Un interesante mundo se esconde detrás de esta novela que tuvo una primera edición con Extramuros, 2015, y vuelve con otra de Ediciones Cubanas, 2018.

 

Otros textos han nacido de la inspiración de Susana Camino como Coctel de Habaneras (Ediciones Cubanas, 2018), texto donde refleja la importancia de la familia, la amistad y la soledad que acecha a los emigrantes cubanos residentes en Europa.

Además de El amante de Stammheim, una obra de ficción referida a la vida en la prisión de su protagonista. En la novela están presentes la traición y la envidia, así como el amor, sentimiento que lo salva todo.

Pero quizás la historia de la vida de Susana Camino, su autobiografía, cómo salió del archipiélago cubano, qué sentimientos tenía y qué siente ahora, siga siendo el gran desafío; mientras, La Salahombres, novela que se desarrolla en la Cuba contemporánea y que habla de realidades, conflictos, esperanzas y dudas, continúe siendo su principal obra literaria.