Este 12 de mayo, en la víspera del Día de las Madres en Cuba, cuando cierre las puertas la edición XIV de la feria nacional de artesanía Arte para Mamá 2018, dentro quedarán atrapados nuevas ideas, proyectos y exquisitas ofertas para próximas ediciones; afuera, un público agradecido de disfrutar las diversas opciones comerciales de los creadores locales, y ávido de volver a adquirir productos utilitarios y decorativos de excelente factura.

Dar continuidad a un proyecto inspirado en la celebración del segundo domingo de mayo, es un propósito del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) —en su aniversario 40—, que hace más de una década genera para la población opciones de altos valores estéticos y culturales.


Arte para Mamá promociona y alienta la capacidad de los artesanos y artistas cubanos
de encontrar soluciones valiosas. Foto: Radio Cadena Agramonte

 

La feria, inaugurada desde el pasado 15 de abril, en esta ocasión ha tenido, además de  la exposición en los capitalinos centros Pabellón Cuba y el Centro Recreativo Hola Ola, la singularidad de que se ha extendido a cada provincia, de modo que el público cubano tuvo una excelente oportunidad para aprovechar el trabajo de los creadores locales. 

Esta vez quienes visitaron el Pabellón Cuba se deleitaron en los 78 stands de diferentes manifestaciones artesanales, de manera que pudieron encontrar confecciones textiles, cerámica, vidrio, orfebrería, muñequería, productos de piel, madera, plantas ornamentales, artesanía con derivados naturales y mármol, entre otras propuestas. Mientras que en los 47 espacios habilitados en el Centro Recreativo Hola Ola prevalecieron el calzado y la cerámica.

Ambos recintos permanecieron abiertos al público de lunes a domingo, de 11 de la mañana a 7 de la noche. En el caso del Pabellón Cuba, se mantuvo una cuidada programación cultural, entre presentaciones artísticas y conciertos, que acogió La Pérgola y el Escenario Central, con el apoyo de la Asociación Hermanos Saíz y la empresa de promociones artísticas y literarias Artex. 

Por estos días, en diversos stands y tiendas en todo el país se pudieron adquirir, en dependencia de preferencias y la economía de cada cual,  diversos artículos en torno al mundo de la moda y el diseño. 

En La Habana llamó la atención la fragancia “No me olvides”, nombre de la más reciente producción de Perfumes Artesanales de Clara Camalleri, ingeniera Química, quien lidera esta empresa independiente dedicada a la elaboración de lociones artesanales que se obtienen a partir de la flor cubana. 

Además, el público pudo acceder a una línea de aroma terapia compuesta por fragancias relajantes, estimulantes, afrodisíacas, espirituales y vencedoras, esta última obtenida de la maceración de la flor y las hojas del árbol del vencedor. 

Por su parte, Faval Artesanías, con 60 variedades de productos, regresó a la feria Arte para Mamá con búcaros, jarras, tazas, adornos diversos y vajillas, confeccionados con cerámica blanca, barro y esmalte con vidriado para el acabado final, pensados fundamentalmente para el uso y la decoración en el hogar. 

En Pinar del Río, también tuvo un espacio en el cual confluyeron los creadores y sus obras, en pos de ofertas utilitarias para la toda la familia, y que los lugareños bien agradecieron.

Calzado, mobiliario, postales, confecciones textiles, objetos de decoración confeccionados en madera, cerámica, metal y vidrio, constituyen algunas de las opciones que llamó la atención de los vueltabajeros por estos días, de cara a los festejos.  

De Ciego de Ávila supimos que, además de las ofertas tradicionales, se comercializaron las producciones de  trabajo en metal, piezas de madera y muebles para las habitaciones de la casa, que se suman a los posibles obsequios para agasajar a las madres.  

El Balcón del Oriente Cubano se sumó a la feria con 25 artesanos de todos los municipios tuneros con muestras textiles, plantas ornamentales, fundamentalmente especies de cactus, y piezas de cerámica, madera, y pieles,  en diferentes formatos y precios. Además hubo ofertas de muebles de fibra de mimbre, madera y metal.

Múltiples ofertas distinguió la feria en Holguín. Entre las principales opciones a disposición del público, sobresalieron las confecciones textiles, calzado, vidrio, muebles, bisutería, piel, madera, orfebería y muñequería.

En el recinto ExpoGranma,  la población tuvo la oportunidad de adquirir productos diversos, vistosos y útiles, entre ellos, artesanías, ropa, calzado, artículos de aseo, limpieza, adornos y otros para el hogar.

El pueblo santiaguero tuvo en Arte para mamá una oportunidad para ponderar la grandeza demostrada por las madres cubanas a lo largo de la historia de la Revolución. Entre las ofertas estuvieron las muñecas de fibra, las confecciones textiles, la bisutería, así como mobiliarios de aluminio y madera, entre otras creaciones artesanales de artistas locales. 

Este año resulta novedosa la presencia de ese encuentro en el marco de la XXVII Feria del Libro en la ciudad de Santiago de Cuba, que tiene como espacio principal el Complejo Cultural Heredia.

Este capítulo de la feria mantuvo, en todas las sedes, acciones colaterales como desfiles de modas, ronda de negocios, conversatorios con madres artesanas y artistas, exposiciones de artes plásticas, conciertos, espectáculos danzarios y otras manifestaciones culturales.

El sentido es que la feria perviva, con el objetivo no solo de obsequiarle un regalo a las madres o a un miembro de la familia, sino también de poder visibilizar el trabajo de los artesanos artistas cubanos. 

Sabemos que la expo-venta de artesanías que se ha desplegado, en los últimos años durante la feria, es cada vez mayor y atrae a un creciente público que ya la siente familiar, parte de la celebración, y que no solo disfruta al comprar sino que admira las creaciones a su disposición.

Además, la diversidad de productos no solo permitió que se compraran obsequios para las madres, sino que se apreciaron artículos capaces de responder a las preferencias de todos los gustos y edades.

Muchos son los que coinciden en que la feria es una buena oportunidad para acercarse a las propuestas de los creadores del patio, a la vez que facilita el encuentro de un detalle para regalar a ese ser que merece lo mejor.

Fiel al cometido de la institución, la feria nacional de artesanía Arte para Mamá promociona y alienta la capacidad de los artesanos y artistas cubanos de encontrar soluciones valiosas y de desarrollar, a base de talento y voluntad, la creación de productos de exquisito diseño y elegancia, elementos que reafirman el papel fundamental de la artesanía cubana en la formación del gusto del público nacional y en la socialización del producto artístico.