El Premio de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro fue entregado este jueves al periodista y crítico de música Joaquín Borges-Triana, en reconocimiento a su trayectoria profesional. Con esta distinción, auspiciada por el Ministerio de Cultura, no solo se destaca la calidad escritural o formal de la obra de toda una vida, sino también sus aportes a la sociedad y a la academia  desde “el mejor oficio del mundo”.


 En sus palabras de agradecimiento, Borges-Triana dedicó el galardón a todos los profesionales del sector cultural.
Foto: Tomada de Internet


En palabras de Guille Vilar, uno de los miembros del jurado junto a los periodistas Martha Rojas y Víctor Casaus, bajo este galardón el MINCULT reúne un importante grupo de personas sobre las que apoyarse en la “urgente tarea de sanar a la sociedad de la deshumanización presente en canciones impregnadas de violencia verbal y una mediocridad alarmante, donde nada conserva su valor”.

Al referirse a Borges-Triana, comentó que se trata de un ser humano agradecido de la vida y de una preclara visión a la hora de asumir la cognición de nuestra cultura. Dueño de una sencillez y humildad proverbiales —añadió—, es uno de los periodistas entrañables de nuestros medios, cuya escritura, por compleja o elevada, siempre llega de un modo coloquial y acertado.

La ocasión fue propicia, además, para la entrega de un reconocimiento excepcional al Noticiero Cultural “por su capacidad para jerarquizar las propuestas culturales, así como concederles su merecido valor”. 

Joaquín Borges-Triana es uno de los redactores de la revista El Caimán Barbudo y autor de las columnas “Los que soñamos por la oreja”, del periódico Juventud Rebelde, y “La Compactera”, de esta revista.