La Jiribilla
Año XVI. La Habana, Cuba
812
28 de Enero al 03 de Febrero del 2017

JIRI-COMUNIDAD

La Jiribilla en Twitter La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Youtube La Jiribilla en Flickr
Suscribirse por correo RSS Sitios Web recomendados Que es la Jiribilla

ANTERIORES

n.811
HEMEROTECA >>>

Premio Casa, Martí
.......................................................................

Entrevista al Premio Casa de las Américas de Poesía 2017

Reynaldo es, ante todo, un soldado de las letras, un incansable promotor de cuanto libro de calidad se publica en este país. Su libro Esto es un disco de vinilo, donde hay canciones rusas para escuchar en inglés y viceversa, mereció el Premio Casa de las Américas de Poesía 2017.

.......................................................................

Un rasgo que tipifica a este género es la “humanización” de ese retrato de la actualidad mediante el otorgamiento del protagonismo a las personas involucradas y, además, la predilección por escuchar “la voz de los sin voz”, de los desposeídos y marginales...

.......................................................................

Adriana tiene una extraña aureola de misterio y sensualidad, como el polvo en movimiento, como el silencio que sucede a la catástrofe: desolador y mágico. Adriana pasa y lleva consigo el desarraigo de Azul Cuervo, la soledad de Hanoi. Esta es la primera vez que visita Cuba, como miembro del jurado de la edición 58 del Premio Casa de las Américas.

.......................................................................
.......................................................................

“Al cantar, elegimos la manera de morir”, me dijo hace muchos años Eduardo Langagne desde las páginas aún inéditas del libro que, a la postre, ganaría el premio Casa de las Américas. Donde habita el cangrejo se llama esta obra, que sigue ahí, resistiendo los embates del tiempo, recordándonos una voz que ha asumido muchos registros, pero que ya estaba lista para el canto desde entonces, y aun antes.

.......................................................................
.......................................................................

Convencido de que “Cuba es de los pocos lugares que uno siente conocer desde antes”, el también miembro del jurado del Premio Literario Casa de las Américas (Literatura testimonial) confesó que la Isla le había llegado años atrás, en las tonadas de sus músicos y en la letra de sus escritores.

.......................................................................
Panel realizado durante las actividades del Premio Casa (fragmentos)

Fragmentos de las intervenciones del panel “Insurgencias y emergencias afroamericanas: pensar la cultura, pensar la política en el siglo XXI”, desarrollado en el marco de la 58 edición del Premio Literario Casa de las Américas.

.......................................................................

Como se lee; para Eduardo Langagne (1952), poeta y traductor mexicano, Maestro en Letras Latinoamericanas por la Universidad Autónoma de ese país, ser poeta no es una condición especial. Es la poesía quien amerita todos los elogios, los suspiros, los ratos en vela.

.......................................................................

Premio Casa de las Américas, 2016 en Literatura brasileña en francés o creol.

.......................................................................
 
 
 

 

 

 

 

 

 


 

Antonio Guerrero Rodríguez
 

Kaloian Santos  

Esther Barroso Sosa

Mario Muñoz Lozano

Conversación con el fotógrafo cubano Jorge Ricardo

Estrella Díaz

Daniela Muñoz Barroso  

 

Fuente: RT (Rusia)

La página web de la Casa Blanca dice “adiós” a la lengua española

Maité Hernández Lorenzo
Eduardo Langagne

Del nacimiento a la muerte/ la vida no traza una recta solamente./ Se leía en los libros:/ “La recta es la distancia más corta entre dos puntos”

“Hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración...

N.E.: Robin Hood multimillonario

Ariel Urquiza

Ahí está otra vez caminándome el techo de la pieza. Camina sobre mi cansancio, como si me pisara el sueño hasta estropeado. Las cuatro de la mañana. Para Rofo las horas no cuentan.