Post-it otorga sus premios 2018


29/10/2018

Llega a su fin la quinta edición de Post-it, un espacio expositivo instaurado por la Galería Galiano en el año 2013 para dar cabida a parte importante del arte joven en la Isla. El concurso, que este año contó con la presentación de 119 artistas, finalmente quedó compuesto por un total de 25 creadores, a partir de los cuales se originó una muestra diversa integrada por las más disímiles manifestaciones, técnicas y soportes artísticos.

30 de junio de 1962, obra de Leonardo Luis Roque (Primer Premio). Fotos: Maité Fernández
 

El acto de premiación se realizó en la tarde del viernes 26 de octubre, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. El jurado estuvo presidido en esta ocasión por Lesbia Vent Dumois, artista visual y presidenta de la Sección de Artes Plásticas de la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (Uneac). Igualmente, se encontró integrado por Nahela Hechavarría, curadora e investigadora de Casa de las Américas; José Ángel Vincench, artista visual; Octavio Irving Hernández, artista visual y profesor de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro; Miriam Pérez Casanellas, galerista; y Elisa María López Rodríguez y Sandra García Herrera, especialistas de la Galería Galiano.  

Imagen en proceso, de Alfredo Sarabia (Segundo Premio)
 

En el evento resultó galardonado con el Primer Premio Leonardo Luis Roque (Cienfuegos, 1986), por la obra 30 de junio de 1962, de la serie Pintura Política (2018); con el Segundo Premio, Alfredo Sarabia Fajardo (La Habana, 1986), por la obra Imagen en proceso (2015) y con el Tercer Premio, Dayana Trigo Ramos (La Habana, 1990), por la obra Entre una zona deshabitada y otra (2014- 2018). A ellos deben añadirse las menciones de Flavia Fuente Delgado, por la obra Uví (2017); Alberto A. Rodríguez, por Memoria descriptiva (2018) y Danco R. Duportai García, por Tartamudeando (2018). Toda una selección sustentada en la coherencia, la puesta en escena y los valores estéticos y conceptuales de cada creación elegida.

Entre una zona deshabitada y otra, de Dayana Trigo (Tercer Premio)
 

Sirvan estas líneas, entonces, para destacar el arduo trabajo de especialistas y colaboradores del evento anual, así como para volver la mirada hacia la juventud creadora en la capital y calibrar su condición actual. Este último, un reto nada fácil que Post-it ha sabido situar un poco más al alcance de las manos.