Cuando se conjugan el amor, el talento, la entrega y la obra de José Martí, los resultados solo pueden merecer aplausos. Así, con una fiesta cargada de risas y brincos de las abejitas de La Colmenita Martiana, celebró la Sociedad Cultural José Martí su 27 aniversario.

“Buen corazón se tiene en La Colmenita y si Martí va de la mano la ganancia es mayor”.

En esta compañía infantil se tienen presentes las ideas del Apóstol, amante de los niños y de las cosas lindas de la vida. Y, como el talento en todas las colmenas proviene del buen corazón, los niños —con una edad promedio de seis años—bailaron, brincaron y tararearon coros de populares canciones infantiles.

A todos los que allí estaban, incluyendo padres y trabajadores del centro, se les contagió la alegría de estos niños, a los que les bastó alrededor de media hora para sacar risas y lágrimas de emoción. Después de su presentación, entregaron ramos de mariposas.

“Es muy grato ver crecer de esta manera, tan sana y honda, a estos niños especiales”.  

Eduardo Torres Cuevas, presidente de la Sociedad, felicitó a los integrantes de La Colmenita Martiana y agradeció a los padres por incluir a sus hijos en un proyecto de este tipo. “Esa emoción y sentimientos que ustedes transmiten proyectan lo mejor de lo que nosotros quisimos ser”.

A todos los que allí estaban, incluyendo padres y trabajadores del centro, se les contagió la alegría de estos niños.

Por su parte, Niurka Duménigo García, vicepresidenta de la institucional cultural, aseguró que esa presentación era el mejor regalo que podían recibir en este aniversario. “Es muy grato ver crecer de esta manera, tan sana y honda, a estos niños especiales. Buen corazón se tiene en La Colmenita y si Martí va de la mano la ganancia es mayor”.

La Sociedad Cultural José Martí se fundó el 20 de octubre de 1995 con la premisa de defender lo mejor de las tradiciones políticas y filosóficas cubanas y del ideario martiano. La asociación tendría desde ese momento una fuerte obra destinada a defender el derecho a la palabra, la crítica, la participación y el debate franco y constructivo dentro y con la Revolución.

La Sociedad Cultural José Martí se fundó con la premisa de defender lo mejor de las tradiciones políticas y filosóficas cubanas y del ideario martiano.

El principio de trabajo de la Sociedad parte de que cuánto más capaces seamos de interiorizar a Martí, conocer su pensamiento, su sentido de la honestidad, la amistad, sus valores éticos-morales, su lealtad, su amor a la justicia y su patriotismo incondicional, seremos mejores seres humanos. Precisamente, los niños de La Colmenita, son el reflejo de esa sociedad que queremos ser.