Yolanda, Amo a esta Isla, Yo me quedo, Cuba va, Hombre que vas creciendo encabezan el imaginario de varias generaciones de cubanos que ahora despiden al autor de estos y otros temas musicales. Aquel, que fundó el Movimiento de la Nueva Trova, junto con Silvio Rodríguez y Noel Nicola, y otros tantos nombres registrados en la historia musical de la Isla, desarrolló una carrera magistral signada por el virtuosismo y la entrega conscientes hacia la creación artística.

Pablo ha muerto, su obra perdura como testimonio de la vida, identidad y cultura cubanas con decenas de fonogramas y una impronta creativa indiscutible, en la cual participaron no pocos reconocidos artistas nacionales y extranjeros.

Ante la pérdida ofrecen su tributo no pocos amigos y allegados en las redes sociales digitales, quienes no solo atestiguaron de su trabajo, sino también de su calidad humana.

Tal es el caso de Omara Portuondo, quien con estas palabras rememoraba el suceso: “Mi hijo me acaba de dar la triste noticia que ha fallecido Pablo Milanés, mi hermano menor querido. Qué dolor tan grande para mí. Me lo presentó Aida Diestro, directora del cuarteto D´Aida y, desde entonces, fuimos amigos y hermanos, Pablucho, como te decía. Estarás en el corazón de cada cubano por siempre, en el corazón mío y de mi familia”.

El humorista Virulo compartía su pesar en versos: “Siento un profundo dolor/ La música está de luto…/ Imposible olvidar su sonrisa…/ Y esa voz, esa voz”. Y con igual sentir Buena Fe lo despedía: “Adiós maestro Pablo Milanés querido. Te quedas eternamente en nuestros corazones, en la música maravillosa que nos legas, en el cariño y el respeto que siempre nos prodigaste, en el compromiso con el arte de la canción, en el amor por la belleza. Gracias por tanto.”

“No hay palabras que puedan expresar la enormidad de la pérdida que representa la muerte de Pablo Milanés para la cultura cubana. Su legado poético y musical es inmortal,” expresaba el Ministro de cultura Alpidio Alonso.

La política colombiana Piedad Córdoba también compartía su sentir: “Hoy rindo homenaje a mi querido Pablo Milanés, con sus canciones, hermosas y trascendentales. Canciones que nos hicieron soñar con un mundo lleno de poesía liberadora de naciones. ¡Gracias por tu bello legado maestro!”

Una de sus más cercanas colaboradoras, Tania Libertad, exponía de esta forma su tributo personal: “Partió un gran compositor, maravilloso cantante y extraordinario amigo; PABLO MILANÉS, así, con Mayúsculas. Te vamos a extrañar querido Pablo. Buen viaje. Te abrazaré y te cantaré siempre”.

Los mensajes de gratitud se multiplican y conforman un coro que acompaña, sin desafinar, la partida de un amigo cercano. Así lo demuestran varias agrupaciones como la orquesta Failde con el recuerdo por la permanencia de su obra, o como los Van Van, quienes con su “¡Por siempre Pablo querido!” resumen el sentir de millones de personas.

Con las más sentidas condolencias a familiares y amigos, La Jiribilla rinde homenaje a Pablo ante su partida física.

2